Soldados norcoreanos duermen con las botas puestas

Soldados norcoreanos están tan listos ante una agresión eventual que duermen con las botas puestas, mientras los diplomáticos de su país se toman con alta seriedad la posibilidad de una guerra con Estados Unidos, cuyo inicio, a su juicio, es solo cuestión de tiempo, afirma un experto ruso.
Alexander Vorontsov, el jefe del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias de Rusia, basó este argumento en un viaje que realizó a mediados del pasado noviembre a Pyongyang (capital norcoreana), donde habló con los funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Al calificar de “inestable” la situación en este país asiático, Vorontsov advirtió el miércoles que los funcionarios norcoreanos que entrevistó durante su estancia opinaban que el estallido de una guerra en la península es cuestión de tiempo.

“Solo queda una pregunta: ¿Cuándo estallará la guerra?”, indicó el experto, citando a los funcionarios norcoreanos, que al parecer, añadieron que los soldados norcoreanos llevan mucho tiempo durmiendo sin quitarse las botas.

El jefe del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias de Rusia prosiguió diciendo que los diplomáticos norcoreanos coinciden en que los nuevos elementos surgidos en los últimos meses a raíz de las maniobras militares conjuntas entre Corea del Sur y Estados Unidos “han provocado una creciente preocupación” de que “el tiempo cero no está muy lejos”.


Vorontsov se ha referido en particular a un simulacro militar aéreo conjunto denominado ‘Vigilant Ace’, realizado el pasado 6 de diciembre con la participación de 230 aviones, incluidos los bombarderos B-1B Lancer, cazas F-35A y F-35B de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, y aviones de combate surcoreanos tipo F-16 y F-15K.

Los altos cargos norcoreanos, según el experto ruso, expresaron su “sorpresa” de que cómo los surcoreanos aún no han percibido la realidad de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pese a riesgos, se está acercando cada vez más a librar una guerra contra el Gobierno de Kim Jong-un.

No obstante, pese a la retórica bélica del inquilino de la Casa Blanca, los norcoreanos reafirmaron asimismo el compromiso del país a conseguir un poderío nuclear igual que el de Estados Unidos, un logro que a su juicio, contribuirá a la protección de su país, recordó Vorontsov.
Pyongyang, alarmado por las maniobras bélicas de Washington y sus aliados, incluidos Corea del Sur y Japón, cerca de sus fronteras, asegura que en 2018 seguirá adelante con su programa nuclear, desarrollando sus capacidades en este ámbito, pese a las amenazas y los embargos internacionales.

Con información de HispanTV

Publicar un comentario

0 Comentarios