3ª Bandera de Falange de Aragón.


La 3ª Bandera de Falange de Aragón se constituye el 10 de septiembre de 1936 con 9 falanges, las numeradas 9, 16, 30, 33, 35, 41, 49, 50 y 51, siendo situada en posiciones defensivas en Villafranca de Ebro-Perdiguera. Formó parte de la 53 División, y al mando de la misma fue nombrado el entonces Capitán de Caballería habilitado D. Mariano Escribano de la Torre que ocuparía este puesto durante toda la guerra acabando con el grado de Comandante. Este hecho hizo que imprimiese a la unidad un espíritu excepcional.
Ya antes de constituirse la unidad las distintas falanges que la formarían participaron en distintos hechos de armas frente a la columna anarquista Durruti-Pérez Farrás manteniendo las posiciones en la línea que les había sido encomendada.
Ya formando la 3ª Bandera le toma al enemigo Leciñena el día del Pilar llegando a final de año a las posiciones de Villafranca de Ebro. Alternándose con la 7ª Bandera detiene los intentos enemigos de tomar la Sierra de Alcubierre. el día 9 de abril del 37 recibe la orden de reforzar a la 7ª al producirse el ataque más fuerte a la posición hasta el momento y después de perder la posición de San Simón organizaría un contraataque a las 3:30 horas de la madrugada del día siguiente con tres falanges y una Compañía del Tercio Sanjurjo. la posición se recuperaría en media hora siendo felicitada la unidad por esta acción.

En la Sierra de Alcubierre permanecería hasta el 4 de mayo donde rechazaría dos duros ataques los días 11 y 12 de abril teniendo 10 muertos y 101 heridos. Después, y hasta fin de año alternaría la defensa de esta sierra con otras unidades y durante este período cabe destacar la recuperación de unas posiciones en el Monte Calvario el día 16 de junio que habían sido perdidas por otra unidad y la contención de un durísimo ataque el día 15 de julio que comenzó a las 19 horas después de tres de preparación artillera y que tras su fracaso se repetiría a las 21 horas ya en combate cuerpo a cuerpo. El enemigo sería derrotado a costa de 41 bajas.

Don Mariano Escribano de la Torre.


El año 1938 comenzaría con su reorganización en Zaragoza donde recibiría el refuerzo de 50 falangistas asturianos y una Centuria de la 1ª Bandera de La Coruña recientemente disuelta. Con este refuerzo la Bandera quedaría estructurada en 4 Centurias de fusiles, 1 de ametralladoras y 1 Sección de Transmisiones y partiría hacia el frente el 31 de enero para ocupar la posición conocida como "Las Crucetas" cerca de San Mateo de Gállego donde permanecería hasta el 19 de marzo en la que pasaría a Granja de Almudévar desde donde partiría en la ruptura del frente de Aragón. Tres días después asalta las posiciones enemigas en vanguardia tras fuerte preparación artillera y de aviación. Desplegada en línea y encabezada por sus oficiales avanza sin disparar hasta las posiciones enemigas. Es la 1ª Centuria la que llega antes encabezada por el alférez de Milicias Carlos González, falangista procedente de Soria que herido dos veces tendría las fuerzas para entrar en la trinchera enemiga al frente de lo que quedaba de los 50 falangistas sorianos que mandaba para morir en ella. Tras combate con granadas de mano se hacen 200 prisioneros al coste de 58 bajas. Esta acción servirá para que la unidad fuera propuesta para una recompensa colectiva.
El 26 de mayo es ocupado Polemiño y el 29 pasa el río Cinca cerca de Alcela llegando a Albalate de Cinca donde sorprendida por una crecida del río queda incomunicada con la retaguardia sin que el enemigo aprovechase la ocasión para atacar.
El 3 de abril está en Roselló y el 10 alcanza el Segre por la desembocadura del Farfaña siendo atravesado por una sección gallega al mando del alférez García Siso estableciendo una pequeña cabeza de puente mientras la División 54 hace lo propio en Balaguer. Aquí permanecería los meses de abril y mayo repeliendo varios ataques enemigos, especialmente duros el día 22 de mayo. El 25 tomarían posiciones en el sector de Balaguer donde resistirían un ataque al día siguiente y donde unas fiebres palúdicas mermarían de manera importante su capacidad combativa.
A finales de agosto es relevada para descansar y reorganizarse pasando a posiciones defensivas en el Segre en la segunda mitad de septiembre. En octubre la unidad es llevada al Ebro, ocupando la posición de Cuatro Caminos en el kilómetro 7,5 de la carretera de Gandesa a Villalba donde rechazaría varios ataques.
El día 9 tiene que ocupar la posición 102 que era una loma muy fortificada de cuatrocientos metros de frente donde otras unidades habían fracasado. Escribano destaca la 1ª Centuria seguida de la 4ª por la derecha y a la 2ª por la izquierda. El teniente Primitivo Gargallo Manero está al frente de la 1ª Centuria y avanza por terreno batido siendo herido por dos veces lo que no fue obstáculo para llegar hasta las alambradas y con bombas de mano entrar en la posición seguido de sus hombres tomando la parte derecha de la posición. La 4ª Centuria abre aún más la brecha pero la 2ª se estrella contra las alambradas por la izquierda a costa de muchas bajas y bajo una situación crítica.


Teniente Gargallo Manero

El alférez provisional Rafael García Siso había sido promovido a ese empleo el día 8 de abril y desbordó a la 2ª Centuria por la izquierda llegando a la alambrada de un primer reducto donde es herido, abre una brecha siendo herido por segunda vez y con granadas de mano llega hasta la posición ocupando una parte y desde aquí siguió su penetración hasta acabar ocupando toda la posición. Un primer intento de contraataque desde
la contrapendiente es detenido.
El teniente Gargallo continuó al mando de la 1ª Centuria hasta el restablecimiento de la normalidad siendo evacuado entonces por orden de la superioridad y muriendo en el hospital una hora después. Recibiría con posterioridad la Cruz Laureada de San Fernando.
Por su parte el alférez Siso continuaría en su puesto resistiendo los contraataques enemigos recibiendo una tercera herida que esta vez sería letal. También se le concedería la más preciada Orden Militar española. Dos gallegos llamados a ocupar un puesto de preponderancia entre los mejores hijos de España.




Alférez Rafael García Siso.

En este combate murieron 3 oficiales, 1 suboficial y 40 falangistas. También fueron heridos 9 oficiales más, 5 suboficiales y 115 falangistas.
hasta el 9 de noviembre la Bandera sigue en el Ebro siendo conducida al Segre para ayudar a la reducción de la cabeza de puente establecida por el enemigo en la margen derecha del río avanzando seis kilómetros por la carretera de Fraga a Lérida hasta encontrar dura resistencia volviendo a la margen izquierda.
Ya en diciembre toma parte, desde Balaguer, en la ofensiva sobre Cataluña. Tras el consabido fuego artillero y aéreo se abre paso la Bandera con bombas de mano distinguiéndose el alférez de la 4ª Centuria Gregorio Sáenz Antón, que habiendo sido herido antes de comenzar el ataque salió con su sección y cuando estaba a punto de conseguir su objetivo es alcanzado por un proyectil de un cañón contra-carro muriendo al instante. Su sacrificio le valdría la concesión de la Medalla Militar Individual.
El día de fin de año ve a la unidad entrando en Cubells, siguiendo por la Guardia donde hace 150 prisioneros, San Martín de Claravall, Torá, Salzoria y la zona de Buga. A primeros de febrero cruzaría el Llobregat ocupando Alpens y San Quirico de Besora.


Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Supongo que no hay ningun problema en copiar artículos pero debiera citarse su procedencia: el blog El Abanderado Falangista.

    ResponderEliminar