«Caos e improvisación» en Algeciras, desbordada por la inmigración

El Ayuntamiento de Algeciras ha habilitado el pabellón deportivo "Andrés Mateo", para albergar a 357 inmigrantes rescatados en las últimas horas en aguas del Estrecho de Gibraltar. Es la segunda vez que este pabellón hace las funciones de centro de acogida de inmigrantes, después de que el pasado fin de semana ya se tuviera que acondicionar para ello.

Cerca de 1600 inmigrantes han llegado a nuestras costas en patera solo en el fin de semana, por lo que Algeciras se ha convertido en la “nueva Lampedusa”.




Pero es que además, el domingo por la noche hubo un altercado entre algunos de los inmigrantes, ya que en dicho pabellón están confinados marroquíes y subsaharianos. 

Ante esta "nueva crisis migratoria", desde el Ayuntamiento algecireño consideran que la apertura del centro de recepción de inmigrantes en Crinavi es "una necesidad urgente", al igual que creen que "este asunto migratorio es un problema que requiere el compromiso y el trabajo de todas las administraciones".

La Plataforma por la Derechos Humanos de Andalucía, añadió que como ya ha venido denunciando en las últimas semanas, es fundamental contar con un protocolo de actuación “porque aunque el centro único anunciado por el Gobierno aún no ha abierto para cuando lleguen estas personas”. Desde Algeciras Acoge se coincide en esta crítica. Jesús Mancilla, vicepresidente de esta organización, definió el pabellón de Algeciras como un “calabozo gigante donde tienen a estas personas detenidas bajo la disposición del Ministerio del Interior”.

José Ignacio Landaluce, alcalde de Algeciras  (PP), agradece la colaboración de los colectivos sociales en la ayuda humanitaria a inmigrantes. 

Por su parte, el gobierno de España ya ultima en Algeciras la creación de un gran centro de acogida de inmigrantes ante las llegadas masivas de pateras.

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Y ahora como le ponemos al niño?? Súper fuerte . Y ahora que pasa que se quedan todos aquí??

    ResponderEliminar