Los voluntarios rusos con el Ejército Nacional



Como todos sabemos, la Guerra Civil española no solo fue una guerra entre españoles, sino una guerra entre dos formas de afrontar la vida, y en la que se dieron cita, infinidad de voluntarios de todo el mundo, en ambos bandos y como dicen: la última guerra poética y doctrinal.

Aunque no hay muchos datos sobre los rusos que lucharon en la Guerra Civil, haber los hubo, y no sólo los comisarios políticos de la URSS, sino voluntarios rusos que lucharon por la causa nacional.

La mayoría de estos voluntarios pertenecían a la Unión Militar Rusa (ROVS), fundada en 1924 por el genera Vrangel, con el fin de continuar la guerra contra el comunismo. En 1937 y con enormes dificultades llegan los voluntarios rusos a España. 


Los rusos por cercanía ideológica y semántica coincidían en general con los Requetés. Aunque también estuvieron en La Legión, las Centurias de Falange y la Aviación.

General-Maior Nikolai Shinkarenko - Brusilov. 


Poeta y escritor asumió el nombre de N.P. Belogorskii y luchó como Teniente de la Legión (IX Bandera) y en el Tercio de Requetés de Zumalacaregui Fue herido 6 veces durante la Contienda. 



Shikarenko mandó  varios Memoriales al Cuartel General de Franco y le solicitó una entrevista personal. En los Memoriales, el General pedía el poder constituir una unidad independiente Rusa, preferiblemente de Artillería o Ametralladoras. Estando convaleciente en Zaragoza le presentaron al General Kindelan, que le consiguió una entrevista en el cuartel General con Franco. Este lo recibió el 5 de Agosto del 37, y le dio largas sobre lo de formar una unidad de Voluntarios Rusos, parece que eran muy pocos para ese cometido. El General contesto que precisamente el formar la unidad fomentaría la recluta masiva de rusos Blancos, también pidió algún ascenso para los Voluntarios Rusos, mas acorde con su grado y experiencia militar. Franco parece que no atendió a ninguna de las propuestas y peticiones de Shinkarenko, que salio muy decepcionado de la entrevista. 


Tras ser trasladado a la Legión, Shinkarenko pidió una entrevista a Yagüe, tras esperar horas y horas delante de su despacho, quedo perplejo por el desden del Jefe de la Legión. La única vez que vio personalmente a Yagüe fue en una visita de Inspección de este a una trinchera, Yagüe ni se fijo en él. 

Shinkarenko tuvo una alegría postrera de su experiencia en España tras el fin de la Guerra Mundial, Recibió una pensión como Teniente del Ejercito Español y pasó a vivir a San Sebastián hasta su muerte. 



Publicar un comentario

0 Comentarios