Entrevista a Gustavo Morales Delgado.

Es difícil resumir la biografía de Gustavo Morales Delgado, nacido en Toledo el 27 de marzo de 1959, y crecido en el barrio de Carabanchel (Madrid). Es un periodista y político español. Enseñó periodismo en la universidad San Pablo CEU, director del DiarioYa, redactor jefe de la revista defensa y MC. Fue director adjunto del periódico El Rotativo, y actual adjunto al director de la revista War Heat Internacional. Hoy trabaja en la productora de televisión 360 Globalmedia. Colaboró como analista militar con la BBC. Premio Carlos V de Periodismo, dos órdenes al Mérito y Palma de Plata.

Con catorce años ingresó en el ilegal Frente de Estudiantes Nacional Sindicalistas —uno de los grupos que dieron lugar a FE de las JONS (auténtica). . Fue jefe local de la Junta de Carabanchel, jefe de escuadra de Milicias y secretario de Juventudes. Asistió con camisa azul al Congreso Mundial de Estudiantes en Cuba, en 1978. Ejerció el cargo de jefe nacional de FE de las JONS desde 1995 hasta octubre de 1997 cuando dimitió ofreciendo una mesa para la unidad en un acto público en la madrileña Plaza de Olavide. Tras su marcha, los militantes que quedaron fundaron FE/La Falange al elegir a Jesús López

A los dieciocho años empezó a recorrer el mundo. En sus viajes visita especialmente los países musulmanes. Ha colaborado en la traducción de distintas obras de eruditos del mundo islámico, como Los derechos de la mujer en el Islam del ayatollah Motahari y El Gobierno Islámico de Jomein. 

Fue observador del alto el fuego en Irán. Ha escrito dos libros sobre el integrismo islámico publicados en 1988, El Irán del Imam Jomeini, y 1990, Irán en el mundo. También fue redactor jefe y adjunto al director de la revista Defensa, fundada por Arturo Pérez-Reverte y Vicente Talón Ortiz. Antes de sus viajes y se alistó en la Legión.


En 1997 constituyó la Fundación José Antonio Primo de Rivera. En 1999 constituyó, junto a Ángel Carrera Zabaleta, Jesús López Martín y Luis Manuel Rodríguez Jamet, la Fundación Ramiro Ledesma Ramos. En diciembre de 2007 publicó el libro Falangistas Contra el Caudillo. 

-¿Cómo y cuando comenzó su militancia y que le llevó interesarse por la política? ¿Que le inspiró a decantarse por sus ideas? 
Durante una trifulca en la feria del Libro ayudé a unas mujeres a quienes les estaban tirando el puesto unos progres. En agradecimiento, y pese a rechazarlo varias veces, me dieron un ejemplar de un libro que ponía "Obras" de José Antonio. Lo leí. Tiempo después, con 14 años, vi a un joven que tiraba unos panfletos en mi instituto, el Cervantes, corrí tras él y le pregunté cómo podía hablar con ellos. Me dió una cita en el metro de Quevedo y allí me presente. Eran el Frente de Estudiantes Nacional Sindicalistas, un grupo clandestino, y allí empecé mi mililtancia.

- ¿Cómo recuerda los años de la clandestinidad?
Años duros y felices, de fuerte camaradería, de valor de mis camaradas. Fui detenido tres veces: en la comisaría del Rastro, en el cuartel de la Guardia Civil del Paseo de Extremadura y en la comisaría de Huesca. Éramos pocos, muy pocos, pero muy activos.

-¿Como vivió los años de la transición, cuando aún parecía que estaba todo por hacer, y no atado y bien atado por aquellos que la orquestaron?
Con ilusión, el FENS se unió a otros grupos, como el Frente Nacional de Alianza Libre, algunos de lso Círculos José Antonio, las Juntas de Oposición Falangistas, la CONS y creamos Fe de las JONS (auténtica). El crecimiento era imparable, controlábamos parte de la Enseñanza Media de Madrid, viajábamos por otras tierras de España llevando nuestras ideas, plenos de fe.

-¿Cree que Franco era plenamente consciente de cómo se iba a diseñar la transición?
Sí, en una entrevista con el general Vernon Walters auguró todo lo que vendría después y le dijo que confiaba en que España se mantuviera por su gran creación. El estadounidense le preguntó: ¿las instituciones? y Franco le contestó: No, hombre, la clase media.

-Pero se hubiera escandalizado Franco de ver hasta donde llegaron muchos de sus acólitos mas próximos... Véase Fraga o Suárez... 
Entre sus acólitos estuvo Serrano Suñer, su cuñado, que convirtió, en plena guerra, un Estado campamental en un Estado, y llegó el momento en que prescindió de él. Con la derrota del eje en 1945, los falangistas perdieron poder que se fue trasladando a la Iglesia y, luego, a los tecnócratas del Opus. A los falangistas les dejó el mundo del trabajo, los sindicatos, la vivienda, la seguridad social y el Frente de Juventudes. Quizás el hombre que duró más tiempo con Franco fue el almirante Luis Carrero Blanco, todos los demás fueron efímeros.

-¿Contribuyeron quizá los falangistas, sin quererlo, a la consolidación del régimen democrático, debido a la división? ¿O era necesario marcar la diferencia?
Al principio, el PCE temió que Falange fuera capaz de movilizar millones de hombres, por eso apoyó al Rey que dejó Franco y que no era bien visto por los azules, más republicanos. Algunos falangistas se empeñaron en mirar atrás y perder el futuro. La división hizo daño pero las diferencias entonces eran insalvables.

-¿Son, tal vez, menos insalvables ahora dichas diferencias entre falangistas?
Sí, la unidad de España está en peligro, la Seguridad Social revienta, volvió el capitalismo más feroz, ahora internacional, y los trabajadores son más explotados que entonces.

- Volviendo a la transición,¿dónde y cómo vivió el golpe del 23 de Febrero de 1981? ¿Qué opinión le merece todo aquello?
El golpe tuvo un impulso regio y se hizo porque el Rey consideraba que debía gobernar con los socialistas para tener una imagen más democrática, la UCD parecía imposible de desalojar del poder, los asesinatos de ETA crecían tanto que mató más en democracia que bajo la dictadura. Algunos hombres buenos cuando se dieron cuenta para qué los habían usado, detuvieron el golpe, los mismos que habían realizado la parte operativa. 
En aquellos días me acababa de licenciar de la Legión. Llamé a dos amigos, Santiago y Emilio, y en el coche de uno de ellos nos acercamos al Congreso de los Diputados. Aquello era un lío en que muchos policías y soldados no tenían claro si rodeaban las Cortes para que no saliera nadie o para que no entrara nadie.
El golpe sirvió para fortalecer la figura de Juan Carlos I, heredero de Franco. Y así olvidar de dónde le venía la corona.

-Aunque los falangistas, por supuesto, al margen de toda la trama, ¿hubo realmente participación civil en la intentona?
Sí, Juan García Carrés, un líder de los antiguos sindicatos verticales pagó la factura de los autobuses y mantuvo desde su casa las comunicaciones. En una de ellas, recuerdo haber escuchado a la esposa del teniente coronel Tejero decirle a su marido: Me has prometido que no habrá sangre.

- ¿Las sedes de Fuerza Nueva estuvieron a rebosar aquella tarde-noche, que sucedió en las de Falange, y concretamente en la de la Auténtica?
Lo ignoro, en 1981 me licencié de la Legión y unos meses después me fui a la guerra Irak-Irán. Cuando los tres que he citado estuvimos por los alrededores del Congreso de los Diputados ese 23 de febrero, no vimos a nadie azul.

-Pese a ser muchos los enemigos de nuestra nación, ¿a quiénes podríamos señalar como los principales culpables de la situación actual?
Al capitalismo financiero internacional, a personajes como Soros, a los separatistas amparados por la Iglesia... 
No olvidemos que los catalanistas de la antes CiU y los vasquistas del PNV son democratacristianos- a los cobardes, a quiénes piensan que la política no va con ellos, al Islam radical, a los anglosajones que odian el pasado de España y a la Unión Europea tal como es hoy, a nuestra clase política corrupta sin excepciones, al sistema de partidos, a los sindicatos vendidos a los Presupuestos Generales del Estado, a  casi todos los medios de comunicación que dicen exactamente lo mismo, a la ideología de género y al inteligente neomarxismo cultural que destruye la fe en todo.

-Ante esta situación, con quizá la peor crisis social, cultural y económica de nuestra historia, y la poca capacidad de maniobra existente, ¿confía que vuelva a resurgir España?
Sí, y lo harán las manos que no están infectadas por el hiperconsumismo, los ojos que miran adelante y no atrás, los cuerpos que se mueven y las mentes que crean su propio ideario bebiendo en fuentes del ayer pero dando soluciones de hoy, gente a la que no importa el qué dirán y que prediquen a tiempo y a destiempo, que sepan enfrentar la violencia del consenso.

-Adentrándonos de nuevo en su militancia política, usted fue militante de FE JONS (Auténtica), hasta terminar siendo jefe nacional de FE de las JONS; Durante ese período, ¿ha habido alguna tesitura que realmente haya marcado un antes y un después en su militancia falangista?
Sí, una en el año 80 cuando entendí que FE de las JONS (auténtica) no tenía motivo de ser simplemente con el "Falange sí, Franco no" desde el momento en que murió Franco. Y otra en octubre de 1997 cuando comprendí que el partido falangista histórico era una organización que se parecía a unas personas alrededor de una hoguera que no ardía de espaldas a los demás.

- Si se dirige a los jóvenes falangistas de la España de hoy, ¿qué consejo consideraría crucial a tener en cuenta?
Sed clásicos de vosotros mismos, inventad, cread, haced. Si tienes una idea no la pongas a votación, hazlo.

-Hace unos años surgió un interesante proyecto denominado 1Unidad con su participación, que pretendía unir en torno a unos principios de actuación básicos, a todos aquellos que llevan años huérfanos de una opción política real. ¿Que sucedió con 1Unidad?
Alguno de los nuestros tenía los pies puestos en demasiadas naves distintas; Es como las señoras que iban a escuchar a Blas Piñar los jueves, pensaban en Fraga y votaban a Suárez. 

-Como buen español, usted ha pisado y explorado medio mundo, desde la experiencia que le confiere el haber tenido contacto con tan diversas culturas y costumbres, ¿hay algo que haga diferente al pueblo español del resto? ¿Durante esa etapa inmerso en multitud de conflictos, hay algo que marcó su vida?
Sí, la guerra. También el desierto, allí entiendes por qué los monoteísmos nacen todos en el desierto. La pobreza de Nepal, la disciplina auto-asumida de Japón, la violencia impersonal de China, la alegría de los más pobres del mundo en la India, el odio en Líbano, que ganar es robar al adversario en Marruecos, la xenofobia británica, la alegría irlandesa del Ulster, las inmensas estepas de Kazajistán... pero sobre todo la guerra como experiencia máxima, la amabilidad extrema del Sudeste asiático fuera de las grandes ciudades, y una diosa de 12 años en Nepal, la kumari. El valor de los cristianos en Irán la generosidad de los alemanes del Este... 

-¿Que nos hace únicos, pues, al pueblo español?
La mezcla de Don Quijote y Sancho, la alegría de vivir, el estar en la calle, el punto justo entre samaritanos y ciudadanos, la Historia, la construcción de nuestra nación combatiendo al Islam, la construcción de nuestro Estado a la par que la conquista del Imperio, a la postre una actitud imperial cuajada de envidias y mala leche. 

-¿Hay alguna nación que podamos mirar los españoles como ejemplo, o dicho de otra forma, existe actualmente algún país en el mundo, a su juicio, donde entren ganas de hacer las maletas y marcharse hacia allí?
No, unos querrían irse a Suecia donde te puedes caer muerto y nadie se acerca a ti; otros se irían a Francia a soportar el chovinismo gabacho, otros prefieren el mundo islámico donde te pueden violar sin importarles el género, no. He visto a mucha gente dejar su casa buscando la verdad con la mirada perdida como un idiota cuando la verdad está en nuestro interior. A veces, para verla, como me ocurrió, hay que irse bien lejos pero luego saber volver. Si puedes.

-¿Qué le llevo a interesarse por el mundo islámico y sus costumbres?
La diferencia total, Europa es como España pero con otro idioma. El mundo musulmán es como cambiarse de planeta. Mi interés nació en la Legión escuchando a un comandante legionario y arabista.

- La inmigración masiva presenta un alto porcentaje en los tiempos que corren, consecuencia de una política de fronteras abiertas libremente con todo lo que ello conlleva, hecho que llevará a España y Occidente a encontrarse abocadas al suicidio, ¿como creería qué se puede frenar esta catástrofe?
Recordando que la nación, nos dijo Unamuno, es el espacio de la solidaridad. ¿Ayudar? claro que sí, pero de forma jerárquica: mi familia, mis vecinos, mis compatriotas. Las fronteras hacen naciones, su no existencia las destruye. La valla de Melilla o de Ceuta hace décadas era una alambrada de medio metro de alto pero nadie la cruzaba, sabían que según la cruzaban les volvían a poner del lado de procedencia otra vez. Ahora parece el tula en alto, si pisas tierra española, has ganado. Ama a tu prójimo. Es decir, ama a tu próximo. 

-Los desfases políticos y económicos de la Unión Europea, sumado a la crisis de los refugiados se están saldando con unos efectos catastróficos para Occidente, a la vez que ha marcado un crecimiento exponencial de los llamados “partidos euroescépticos” o simplemente la extrema derecha para los medios. ¿Como ve Europa en veinte años?
Dividida entre las naciones vagones de la locomotora alemana y otras dónde se ensaya el populismo de izquierdas o de derechas. Europa es una gran idea: derecho romano, filosofía griega, derechos humanos cristianos y construcción confederal de naciones soberanas. Es absurdo que lleguen inmigrantes de otras culturas que han fracasado en su tierra a Europa e intenten repetir aquí sus culturas destruyendo la cultura que hizo atractiva, rica y próspera a Europa. Vienen a vivir mejor pero traen todo aquello que les hizo salir de países donde vivían peor. 

- Hemos visto como últimamente partidos que se declaran adalides del descontento del pueblo español, como puede ser, VOX, o incluso Podemos, se han ido nutriendo de votos que potencialmente hubieran podido correspondernos, y debido a la manipulación informativa, la ignorancia o quizá por nuestra propia culpa. ¿Como se puede revertir esta situación, o es demasiado tarde ya?
Ojo a los identitarios, los catalanistas y vasquistas también son identitarios, luego tienen la misma justificación. Nos pone en pie de igualdad el serlo también. No hay una lucha entre nacionalistas de un lado y de otro sino entre patriotas y separatistas, las palabras son importantes. Vox es un oportunismo, no tienen programa social ni laboral, es liberalismo capitalista puro. Podemos es la nueva careta del comunismo, que ha aprendido de Gramsci y de Chantal Mouffe que las luchas transversales: ideología de género, deconstrucción social, etc. Aún a más gente que las viejas luchas horizontales del marxismo clásico. Las cuestiones de género y demás son combates de una ínfima minoría de una burguesía aburrida pero con más poder que los trabajadores.

Aquí lo explico: 




-En estas últimas semanas, se ha oído hablar sobre una coalición entre los partidos de Falange Española de las JONS, La Falange, Alternativa Española y Democracia Nacional para las europeas. ¿Qué opinión tiene sobre ello?
Es buena la capacidad de aliarse en política pero la suma de cero,  no da uno. 

-Respecto a las nuevas medidas que el gobierno socialista quiere llevar a cabo con la reforma y ampliación de la ley de memoria histórica, que ya no va solo contra monumentos históricos sino contra el descanso de los propios muertos, ¿como debemos actuar ante tales leyes?
La labor del revolucionario es oponerse a las leyes injustas. La izquierda quiere dar una lanzada a moro muerto y obtener una victoria con la destrucción del Valle de los Caídos, porque no van a dar ninguna ventaja a los trabajadores ni a los catalanes o vascos que sufren bajo autonomías separatistas. También quiere imponer una hegemonía cultural que prohíba la defensa de las ideas cuando contradigan la ideología dominante. Quieren aplastar a una parte de los españoles y justificar su gobierno. Pero atención a la nueva ley mordaza imponiendo una memoria oficial orwelliana que proscribe cualquier interpretación de la Historia que no sea la suya.

-Nos gustaría hacerle un breve cuestionario para poder conocer más personalmente a Gustavo Morales, más allá de su figura como, político, analista y periodista.

-Un libro:
"La ley de hierro de la oligarquía" de Dalmacio Negro.

-Una película 
Uno, dos, tres de Billy Wilder.

-Un referente
Unamuno.

-Un político
Ramiro Ledesma.

-Un jefe de estado
Trajano.

-Un rey
Isábel la Católica. 

-La época mas gloriosa de España
El imperio de Carlos I.

-Una cita célebre
Sed clásicos de vosotros mismos.

-Un himno
La canción del legionario.

-Un grupo de música
Barón Rojo.

-Una canción
Vivir de Serrat.

-Una ciudad
Toledo

-Una bebida
Vino tinto

-Y por último, ¿qué le incitó a estudiar periodismo y a adentrarse en la escritura? ¿Cual fue su primer libro y qué le inspiró a ello? ¿A cuál de sus obras le guarda más cariño?
Pues a base de escribir panfletos, notas de prensa y periódicos en la Auténtica de los años 70 me interesó el periodismo, aunque siempre me gustó escribir.
Mi primer libro publicado fue "El Irán del Imam Jomeini", me inspiró mi estancia allí. 

La obra a la que le tengo más cariño está inédita pero de las editadas "Falangistas contra el Caudillo" y “Manual para rebeldes”.

-Un consejo final
Como dice Salazar, «hay que nombrar al enemigo y que el nombre se le quede pegado». Obligar al adversario a hablar como nosotros sin caer en la trampa de hablar como ellos.

-Muchísimas gracias. Ha sido ante todo, un honor de DiarioAlcázar.com tener el privilegio de entrevistar a un referente del patriotismo español, además de un auténtico placer poder conversar de una forma tan distendida y agradable.
Gracias a vosotros.


Una de las tantas obras de Gustavo Morales:



Morales, Gustavo (1988). El Irán del imam Jomeini. Madrid: Biblioteca universitaria. ISBN 84-86568-18-8.

Morales, Gustavo (1990). Irán en el mundo: apuntes para una historia internacional del estado iraní. Madrid: Biblioteca universitaria. ISBN 84-86568-33-1.
Morales, Gustavo (1996). De la protesta a la propuesta. La alternativa falangista. Madrid: Ediciones barbarroja. ISBN 978-84-87446-15-3.
Morales, Gustavo y otros (2002). Revisión de la guerra civil española. Madrid: Editorial Actas. ISBN 84-9739-000-8.
Velarde, Juan (Coord.) (2004). José Antonio y la Economía. Madrid: Grafite. ISBN 84-96281-10-8.
Morales, Gustavo (2004). Fascismo en España: Claves del desarrollo nacionalsindicalista en la primera mitad del siglo XX. Oviedo: El Catoblepas. ISSN 1579-3974.
Morales, Gustavo (2007). Falangistas contra el Caudillo. Madrid: Sepha. ISBN 978-84-96764-16-3.
Morales, Gustavo y Togores, Luis (2008). La División Azul. Las fotografías de una historia. Madrid: La esfera de los libros. ISBN 978-84-9734-776-1.
Morales, Gustavo et al. (Universidad San Pablo-CEU) (2008). La República y la guerra civil setenta años después. Madrid: Editorial Actas. ISBN 978-84-9739-069-9.
Morales, Gustavo y otros (2009). Los derechos humanos sesenta años después. Valladolid: Universidad de Valladolid. ISBN 978-84-8448-519-3.
Morales, Gustavo (2009). Etiopía frente an Eritrea, guerra en el cuerno de África. Revista Ejército de Tierra Español. ISSN 1696-7178.
Morales, Gustavo y Togores, Luis (2010). Falangistas. Madrid: La esfera de los libros. ISBN 978-84-9321-034-2.
Morales, Gustavo, José J. Esparza y otros (2011). El libro negro de la izquierda española. Barcelona: Chronica. ISBN 978-84-15122-43-2.
Morales, Gustavo and others (2014). Un grito en el silencio: homenaje de Mercedes Fórmica. Madrid: Ediciones Barbarroja. ISBN 978-84-87446-91-7.
Morales, Gustavo (2014). Manual para rebeldes. Tarragona: Fides. ISBN 84-943269-0-2.
Morales, Gustavo (2016). Forward to Gerardo Salvador Merino. Tarragona: Fides. ISBN 978-84-944917-7-1.


Morales, Gustavo (2017). Forward to El aliado persa. Segovia: Mandala. ISBN 978-84-16765-70-6

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. "la suma de cero, no da uno", a los representantes de los partidos de la coalición, los conoce toda la Juventud Patriota, al entrevistado muy poca. Su opinión es envidia o pesimismo?.
    No parar hasta Conquistar!

    ResponderEliminar
  2. Grande Gustavo! para muchos falangistas siempre será nuestro jefe nacional.

    ResponderEliminar