George Soros, el hombre que "supuestamente" nunca estuvo en la Moncloa. - Diario Alcázar

Diario Alcázar

El diario de los rebeldes

ÚLTIMO

Home Top Ad

Post Top Ad

jueves, 19 de julio de 2018

George Soros, el hombre que "supuestamente" nunca estuvo en la Moncloa.



George Soros, es un magnate, multimillonario y especulador financiero​ húngaro de origen judío. Es presidente del Soros Fund Management y fundador de Quantum Fund. Es conocido por ser «el hombre que provocó la quiebra del Banco de Inglaterra» el 16 de septiembre de 1992, episodio llamado miércoles negro, donde Soros obtuvo unas ganancias de unos 1000 millones de dólares​ y produjo pérdidas al Estado británico por valor de unas 3400 millones de libras. Soros es una de las personas más ricas del mundo, con una fortuna de 24 200 millones de dólares en 2015 según Forbes. Soros es conocido sobre todo por ser partidario del neoliberalismo económico y por sus donaciones a colectivos de extrema-izquierda y de carácter LGBT.



A finales de junio OK Diario informaba sobre una posible reunión secreta celebrada entre el presidente Pedro Sánchez y el magnate húngaro George Soros en el Palacio de la Moncloa. Una cita desprovista de claros y sobrada de suposiciones sobre la que todavía se mantienen intactos la práctica totalidad de sus interrogantes. Aunque tratándose del magnate húngaro, lo extraño habría sido lo contrario.

Soros constituye una incógnita. Para algunos es un altruista. Para otros, un señor del mal. Hay quien opina que sólo utiliza las cartas que le ofrece el mercado. Muchos sostienen que manipula las circunstancias socioeconómicas en beneficio propio. Las diferentes posiciones de unos y otros recuerdan a esa escena de El gran Gatsby en la que los invitados especulan sobre la identidad de su anfitrión. “Me han dicho que una vez mató a un hombre”, aventura una chica. “Espió para los alemanes durante la guerra”, propone otra. Un hombre confirma esto último asegurando conocer a alguien que se crió con Gatsby en Alemania. La primera chica lo niega y argumenta que luchó en el ejército americano. A veces resulta inevitable pensar que George Soros, a quien nadie parece haber sido capaz de descifrar del todo aún, podría ser en realidad un estudiado personaje de F. Scott Fitzgerald.

Su reunión en Moncloa con Sánchez, en caso de haber ocurrido, hizo saltar algunas alarmas. En concreto, las de quienes consideran que, mediante su fundación, llamada Open Society, Soros pretende devastar las raíces cristianas de occidente. David Alvarado, experto en geopolítica y relaciones internacionales, cree improbable que esa reunión se hubiese producido. “De ese tipo de citas —reflexiona en voz alta— o se entera todo el mundo o no se entera nadie”. Desde luego, habida cuenta de quiénes son los protagonistas y cuál es el contexto, resulta llamativo que solamente un medio de comunicación tuviese acceso a semejante información. Respecto a si Moncloa debería haberlo desmentido o no, Alvarado lo tiene claro. Un gobierno no sólo elige bien la información de qué medios confirma, sino también la de cuáles desmiente, porque, aunque resulte paradójico, mediante el desmentido les otorga credibilidad y valor. “Si la reunión no hubiese sucedido pero hubiese informado de ella el New York Times, al día siguiente habríamos tenido un desmentido oficial de Moncloa”.

Alrededor de la siete de la tarde, Sánchez y Soros comenzaron el encuentro, que no se encontraba en la agenda pública del presidente. La charla, según los medios, duró cerca de una hora y media. En la misma, estuvieron presentes otras dos personas no identificadas que podrían tratarse de asesores del financiero.

La reunión llega un mes después de que el multimillonario húngaro alertase de que en Europa se está gestando “otra gran crisis financiera”. Una advertencia lanzada durante el discurso de Soros en París donde dejó claro que “ya no es una forma de hablar decir que Europa está en peligro existencial; es la dura realidad." (Como si él no fuese culpable de ello...)

Soros arremetió contra los estados miembros de la UE y en especial contra España e Italia a los que, según él, la Union Europea debe dar el visto bueno sobre sus presupuestos para cumplir los objetivos de déficit y deuda.
El multimillonario judío ha decidido reunirse con Pedro Sánchez y con el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Coorperación, Josep Borrell, para poder poner en común sus puntos de vista económicos y de futuro.
Ahora, Sánchez recibe en Moncloa a un especulador nato, con un perfil inversor que ha estado siempre rodeado de un halo de polémica, ya que países con una importante inestabilidad o con problemas financieros suelen estar en el punto de mira de Soros, al que no se le resiste nada ni nadie. La operación financiera que le hizo saltar a la fama fue el ataque que realizó contra la libra esterlina en 1992. En 24 horas tumbó la divisa británica y acumuló unos beneficios de 1.000 millones de dólares.
¿Soros y su colaboración con el independentismo?


Para engrasar el movimiento independentista, Artur Mas contrató, a través del Consejo de la Diplomacia (Diplocat) y la embajada catalana en Nueva York, al lobby internacional Independent Diplomat (ID), fundado en 2004 por el diplomático británico Carne Ross, pero financiado por Open Society Foundations, una de las firmas supuestamente filantrópicas de Soros.

Independent Diplomat (ID) es la misma sociedad que diseñó el marco legal para las autodeterminaciones del Sahara Occidental -antigua colonia española-, Sudán del Sur y Kosovo. También asesoró en 2013 a los rebeldes sirios que se enfrentaban al presidente Bashar Al Asad.

Pero las relaciones entre ID, que funciona bajo los auspicios del multimillonario americano nacido en Hungría, y Artur Mas no son exclusivamente filantrópicas. ID, en dos años llegó a percibir del Gobierno catalán 1,6 millones de euros. Puigdemont cerró el grifo pero siguió manteniendo relaciones con las sociedades satélites de Soros. Por ejemplo, en 2016, un solo colaborador de Soros, relacionado con Open Society Foundation, cobró 50.000 euros por una conferencia en Barcelona, organizada por los independentistas.

Open Society Foundations (OSF) se ha convertido en el barco nodriza de Soros para sus misiones altruistas internacionales. Fue constituida hace hora diez años en Delaware, en la costa Este de Estados Unidos. El director de la Fundación, según el registro, es The Corporation Trust Company, un generador de firmas societarias en el considerado paraíso fiscal norteamericano, donde las compañías eluden el pago de impuestos o los minimizan.
OSF figura en la página oficial de ID como una de las fundaciones patrocinadoras junto a gobiernos como el de Finlandia. Por todo ello no debe extrañar que el presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, y su ministro de Asuntos Exteriores, Timo Soini, rechazaran la violencia policial en Cataluña el 1-O y reclamaran una negociación la misma tarde del referéndum ilegal, antes de conocer la versión del Gobierno español.
Soros conserva en España una buena cartera de inversiones en empresas como Iberdrola, FCC, Bankia o Cataluña Caixa. Con el beneplácito de las autoridades financieras españolas, a las que ahora desafía, ha podido invertir cerca de 350 millones de euros. Sin el visto bueno de La Moncloa no habría podido comprar al FROB un paquete de acciones de Bankia ni pagar 10 millones por el uno por ciento de Liberbank.




Por su filantropía, Soros es un personaje adulado y seguido por personajes de la izquierda populista española como Pablo Iglesias, Teresa Rodríguez y Alberto Garzón. Incluso, el dirigente de IU lo ha llegado a comparar por su filantropía con Bill Gates. El gurú de las finanzas inyecta anualmente en OSF la friolera de 400 millones para obras benéficas, lo que convierte a esta fundación en la segunda del mundo que más dinero destina a operaciones solidarias.

Pero la filantropía nunca ha llegado sola a Cataluña, Soros a través de la inmobiliaria Hispania ha adquirido 213 apartamentos y 230 plaza de garajes en la urbanización Illa del Cel en Diagonal Mar, un complejo inmobiliario junto al mar y cerca del Fórum.

Soros tiene diseñado un plan para especular con la compra de hoteles comprar. El descenso del turismo por culpa del vértigo independentista va a provocar la desvalorización de la industria hotelera catalana y este escenario significa una buena oportunidad para hacerse con edificios de apartamentos turísticos y hoteles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

DIARIO ALCÁZAR

Pages