La nueva agencia para prevenir crisis que quiere crear el Gobierno


Recientemente, la Ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño ha anunciado la reactivación del Comité de Estabilidad Financiera (CESFI) con el objetivo final de rescatar el proyecto de creación de una autoridad macroprudencial en España para alertar de las futuras crisis económicas.
En el CESFI participan tanto el Ministerio de Economía y Empresa como el Banco de España y la CNMV que llevan sin reunirse desde 2013. España es a día de hoy uno de los pocos países de la UE que no cuenta con este tipo de autoridades.
En la Unión Europea ya existen diferentes autoridades macroprudenciales como son el Banco Central Europeo (BCE), la Junta Europea de Riesgo Sistémico (JERS) y las autoridades nacionales competentes, por lo general, los bancos centrales o las autoridades de supervisión financiera de los 28 estados miembros. En Alemania y Francia, estas instituciones se denominan Comité de Estabilidad Financiera -Ausschuss für Finanzstabilität- y Consejo Superior de Estabilidad Financiera -Haut Conseil de Stabilité Financière- respectivamente.
Si nos remontamos en el año 2007, España tenía un superávit público de más del 2% del PIB y la economía estaba creciendo al 3,5%, debido en gran medida al auge de la construcción. El 8 de agosto de 2007 fue un día negro en los mercados bursátiles que vieron cómo el selectivo estadounidense Dow Jones cerró con su mayor caída en cuatro años por el temor a la crisis hipotecaria subprime. Ese fue el primer aviso de que las percepciones estaban cambiando.
Por su parte, en España se celebraron elecciones generales en 2008, en un entorno el que ya eran evidentes los riesgos de Estados Unidos y de la burbuja inmobiliaria española. No obstante, en la campaña electoral, Zapatero hizo un un discurso de negación absoluta de la crisis que fue comprado por los electores que lo reeligieron en un segundo mandato a partir de marzo de 2008.
De hecho, en el debate económico protagonizado por Solbes y Pizarro, el Ministro de Economía del Gobierno del PSOE negó reiteradamente la existencia de la crisis"Hablan de crisis en el Partido Popular, incluso de recesión, que ya a veces resulta incluso un poco molesto. Nada más alejado de la realidad".
Probablemente, hubiera sido útil para el criterio de los españoles una autoridad macroprudencial que pusiera negro sobre blanco sobre los desequilibrios de España y que señalara que el Gobierno estaba mintiendo en su discurso económico.
Al fin y al cabo, en política, el partido de Gobierno trasladará mensajes económicos positivos, frente a los mensajes negativos de la oposición. En este contexto, una visión imparcial, fundamentada puramente en los datos económicos, tendría una mayor solvencia en su reputación que las acciones políticas.
Negar la crisis fue uno de los grandes errores cometidos, lo que concedió un menor margen de reacción al Gobierno de Zapatero: Congelación de las pensiones, recortes de los salarios de funcionarios público, recortes de las prestaciones de desempleo, aumento de la edad de jubilación, y la negociación apresurada de una reforma constitucional para limitar el déficit.

Desde este diario, al margen de todo ello, nos preguntamos si la nueva agencia de previsión que quiere crear el gobierno, no pretende ser más que seguir ampliando la red de oficinas e instituciones corruptibles a costa del erario público, o si por el contrario pudiera servir realmente a la causa destinada.

Publicar un comentario

0 Comentarios