Cartas al director: La Masonería - ALCÁZAR


Cartas al director: La Masonería

Compartir

Masonería: Sociedad secreta de ámbito internacional y estructura jerárquica basada en la fraternidad entre sus componentes, agrupados en logias con la realización de mitos y signos emblemáticos. 

Indico esta definición por si alguno desconoce el término de la palabra, ya que a pesar de su importancia, la masonería es una sociedad que al Estado no le conviene que conozcamos. 

El origen de las logias masónicas fueron remontados en 1727 en la zona de Madrid, conocida con el nombre de “La Matritense”.

Cerca de los años 70 del siglo pasado, fueron constituidas ciertas Logias masónicas en territorio español, como la Perseverança, que tras un período tardío sería uno de los núcleos que daría lugar a la Gran Logia de España, que actualmente está reconocida y mantiene relaciones fraternales con 155 Logias masónicas más. 

La composición de estas logias es mayormente presenciada por nuestros políticos, por militares, por personas que suelen ser destacadas y conocidas. Éstas se comprometen a hacer un pacto a través del rito masónico. 



Sin embargo, estas sociedades han ocultado siempre sus verdaderos objetivos a la humanidad. Su influencia ha sido evidente en la historia moderna y sus líderes han obtenido gran riqueza y poder. Gran parte de los integrantes de estas organizaciones son gentiles que son atraídos bajo los ideales de la sociedad, pero también pueden encontrarse judíos, en sus distintas jerarquías o grados, especialmente en la cúpula, además de que la mayoría de la parafernalia masónica, de corte esotérica (rituales, mitos y símbolos) denota una profunda raíz en el judaísmo y cábala judía, si bien toma prestados simbolismos de muchas otras tradiciones dispares como el gnosticismo. Por los judíos al hacer pactos infernales creen que son el pueblo más poderoso elegido por Dios. 

En cierto modo, los masones y judíos son los que gobiernan el mundo, son los más ricos de la población y se les desconoce. Son ellos los que tienen una máquina para imprimir el dinero y son quiénes eligen la cantidad que debe repartirse en cada nación. Nos controlan y controlan todo lo que está sucediendo en este país. 

Vayamos a la muerte del Papa Juan Pablo I en 1978. Para los que lo desconozcan, Juan Pablo I, (él quería llamarse Juan Pablo I en vez de Juan Pablo porque sabía que su investidura como Papa iba a ser breve), fue asesinado el 28 de septiembre de 1978, en el lugar de sus aposentos en la Ciudad del Vaticano. Su muerte se produjo 33 días después de haber sido nombrado como sucesor de Pablo VI. La causa de muerte fue un supuesto infarto agudo de miocardio, al estar leyendo en su cama la Ley de reformas que quería hacer, entre ellas, la peligrosa reforma de la Banca del Vaticano, cosa que, acabó matándole. Él tenía información sobre ciertos miembros del Vaticano que eran masones y estaban implicados en casos graves y anticatólicos, buscando el beneficio económico propio de cada uno(carácter muy común en la masonería). Juan Pablo I fue envenenado por el miembro masón que quería destapar. Me privo de decir nombres, debido a la protección social que tienen estas logias.

He aquí un simple claro ejemplo de lo que son capaces de hacer. Tan sólo hay que darnos cuenta de que son ellos quiénes nos gobiernan y controlan, que los partidos tan solo son una cabeza de turco manipulable, y que todo, está supervisado por la masonería.

Zapatero perteneció y pertenece a una logia masónica, “El Grande Oriente Español”. Su abuelo fue también un gran influyente en la masonería, como podemos apreciar en esta fotografía:



El abuelo de Zapatero, Juan Rodríguez Lozano, era masón. Tras muchos rumores se ha hecho público el expediente masónico del capitán militar. Su pertenencia a la masonería se inició en 1933 con un diploma sellado por la Gran Logia del Noroeste de España. Él mismo se hacia llamar Rousseau.
El primer examen que tuvo que realizar consistía en un rito en el que entraba en el lugar donde los masones celebran sus reuniones y cuyo objetivo era resurgir como un hombre nuevo. Para ello debía avanzar con los ojos vendados y el pecho y pie izquierdo descubiertos, para sufrir los rigores de los cuatro elementos: tierra, mar, agua y fuego. 


“Yo no hablaría del poder, que ni lo tenemos ni lo buscamos, sino de la importancia de la masonería. Pero es verdad: en España esta importancia no puede compararse con la que tiene nuestra sociedad en los países de nuestro entorno. Es cierto que estamos creciendo mucho, porque la sociedad española ha cambiado: ahora es claramente plural, democrática, abierta y acepta todos los puntos de vista. Pero no podemos olvidar que la masonería se legalizó en España después del franquismo, hace treinta años. Los masones franceses celebraron hace poco su 275 aniversario. No nos podemos comparar. La masonería sólo puede desarrollarse en democracia. En las dictaduras, sean del tipo que sean, se asfixia. Eso es lo que ha pasado aquí”.

Quien habla así es Jordi Farrerons Farré, 58 años, periodista prejubilado de RTVE y actual gran maestre de la GLSE. 

La masonería es un hecho que debe ser desvelado, y aunque creáis que es algo irrelevante, la importancia de que se conozca es cada vez más necesaria. 



Beatriz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diario Alcázar no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios. Modere su lenguaje y sea respetuoso. Gracias.