El 'Aquarius' pone otra vez a prueba a Sánchez e Italia avisa que no lo acogerá

La llamada de socorro que envió ayer el Aquarius, pidiendo a los países miembros de la Unión Europea permiso para desembarcar en un puerto seguro y cercano, ha vuelto a poner a prueba la política migratoria iniciada por el nuevo gobierno. Pedro Sánchez se encuentra ante una encrucijada en la que ha decidido que no se hace cargo de los 141 inmigrantes que viajan en el barco y que fueron rescatados el pasado viernes en aguas internacionales frente a las costas de Libia, país nada cercano ni cultural y geográficamente a España, pese al "espíritu solidario" que demostró la vez anterior para que el buque desembarcara en nuestro país. Barcelona por su parte ha mostrado su intención de acoger al barco.



Lo cierto es que el Aquarius preferiría desembarcar en el puerto más cercano a donde se encuentra, que es Malta, antes que tener que volver a nuestro país. «Ir hasta España otra vez nos dejaría fuera de la zona de rescate durante 10 días y el Aquarius es ahora el único buque humanitario que queda en el Mediterráneo, porque el Open Arms se encuentra en Algeciras», dicen en MSF. 

Hay que recordar que el Ministro del Interior italiano, Salvini, que desde que se encargó de su cartera ministerial ha cambiado de forma drástica la política de inmigración, y ha declarado que «El Aquarius no verá nunca un puerto italiano». El ministro y líder de "la Liga" subrayó que el barco «es de propiedad de un armador alemán (Jasmund Shipping) y tiene bandera de Gibraltar», informa Efe.

Italia, siguiendo las políticas de Salvini, ha cerrado sus puertos a los inmigrantes rescatados por las embarcaciones humanitarias. 
Una situación por la que el pasado mes de junio esta embarcación humanitaria tuvo que dirigirse al puerto español de Valencia para poner en tierra a 630 inmigrantes, pues Italia y también Malta se negaban a recibirles. 

Resultado de imagen de salvini
Salvini, ministro del Interior italiano.

La llegada de inmigrantes en Italia dista mucho de las oleadas de los últimos años y mantiene cifras a la baja: En lo que va de 2018 desembarcaron 18.910 inmigrantes -12.098 zarparon de Libia-, un 80,49 % menos que hace un año, según cifras del Interior.

Publicar un comentario

0 Comentarios