República Nacional - ALCÁZAR


República Nacional

Compartir

A lo largo de este mes de julio se celebran en distintos pueblos de Andalucía unos referendos republicanos y presuntamente democráticos en los que sacando urnas de juguete nos dan a elegir entre la monarquía o su República tricolor, la única República que nos hacen creer que es posible. 

Esta semana tendrán lugar en el Campo de Gibraltar, en el momento en que uno de nuestros cuatro reyes, Juan Carlos I, tiene su honorabilidad en entredicho (una vez más) por un supuesto desvío de dinero a cuentas suizas del que los medios ningún hincapié hacen. No entraré ahora a juzgar el perjurio y la traición que la historia pondrá en su sitio, sino en como frustran toda esperanza revolucionaria y sinceramente republicana, ya que son muchos los españoles que se niegan a que el único camino sea la nostalgia tricolor y en cambio somos también muchos los que querríamos dar carpetazo a 300 años de decadencia borbónica y liberal. 

Este fin de ciclo es necesario, sí, lo necesita nuestra patria sin ningún tipo de nostalgia basada en una idealización del periodo 1931-1936 cuya repetición quieren algunos con mala baba y otros, de buena fe, lo buscan poniendo en él las esperanzas de cambio, que si bien son legítimas, se verían frustradas porque no pueden venir con el simple cambio del color de la bandera. Una bandera sin contenido ideológico que representa cinco años de la historia de España y el enfrentamiento entre españoles.

Un cambio en una franja de una bandera no es garantía de nada de lo que nos está haciendo falta, tal y como es la soberanía nacional para recuperar el prestigio perdido y los derechos sociales. Ni una palabra de esto. Tan solo juegan a la rebeldía de colores sin ningún tipo de ambición revolucionaria. Revolución para la que está incapacitada la mediocridad socialdemócrata que aunque levante el puño no puede ni quiere parar la globalización que empuja a los trabajadores hacia el precipicio y pone a las naciones de rodillas ante los organismos internacionales. No tienen intención de abolir la partitocracia ni de enfrentarse al secuestro de Europa que ha perpetrado la Unión Europea y mucho menos frenar la corrupción que conllevan ambos elementos (por no pensar en los candidatos que de la podredumbre política actual se presentarían a la presidencia de la República). Y es que la República del futuro debe unir a todos los españoles, con una justicia social radical y novedosa desde la empresa hasta la Jefatura del Estado, devolviéndonos la ilusión y la fe en España. Nosotros, sí, convencidos de que la capacidad de ser gobernante no se hereda y que menos se debe heredar la Jefatura del nuevo Estado abogamos por un futuro en el que España vuelva a recuperar el prestigio perdido, por encima de formas de Estado que ni siquiera aparecen como opción a elegir en estas consultas populares; no ven más alla de izquierda y derecha, no ven más alla de monarquía y república, encerrados en estas falsas dicotomías no ven lo que tienen ante ellos: globalización o patria. 

¡Qué no cuenten con la participación de quienes no son de sus ateneos subvencionados! Sigamos buscando, uniendo y convenciendo a los españoles. Sigamos resistiendo todos los asedios.

José Antonio Vélez


5 comentarios:

  1. Demasiados debates y demasiadas críticas para un solo artículo. Interesante opinión.

    ResponderEliminar
  2. Un gran artículo somos muchos los que creemos en una república pero no comunista

    ResponderEliminar
  3. "En todo caso, ni Monarquía ni República: El régimen nacional de las J.O.N.S., el nuevo Estado, la tercera solución que nosotros queremos y pedimos."
    Fascismo en España?. Ramiro Ledesma Ramos. 1935.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que alternativa hay sino es una monarquia o una republica?

      Eliminar
    2. Monarquía o República, son dos formas liberales que no han ido más alla del siglo XIX, donde siguen ancladas. Fracasados el comunismo y el fascismo, en su lucha contra el liberalismo, es necesaria una cuarta teoría para vencer al liberalismo. Esta cuarta teoría, tiene que superar las formas de gobierno liberales, monarquía o republica, si queremos acabar con la explotacion capitalista, debemos caminar a la construcción del Estado Sindical de los productores.
      Bibliografía recomendada:
      Reflexiones sobre la violencia. Georges Sorel. 1908.
      Discurso a las Juventudes de España. Ramiro Ledesma Ramos. 1935.
      Fascismo en España?. Ramiro Ledesma Ramos. 1935.

      También son recomendables los libros, escritos, conferencias y vídeos en general, de Aleksandr Duguin.

      Eliminar

Diario Alcázar no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios. Modere su lenguaje y sea respetuoso. Gracias.