Cuando el PSOE apoyaba la dictadura... ¡de Primo de Rivera! - Diario Alcázar

Diario Alcázar

El diario de los rebeldes

ÚLTIMO

Home Top Ad

Post Top Ad

miércoles, 31 de octubre de 2018

Cuando el PSOE apoyaba la dictadura... ¡de Primo de Rivera!


Tras participar por un breve periodo de tiempo en la Internacional comunista de Lenin, el Partido Socialista Obrero Español se vio sacudido por la llamada crisis de las Internacionales, que separó a comunistas y socialistas. Poco después el PSOE decidió la colaboración con la dictadura del General Primo de Rivera (1923-1930), padre del fundador de la Falange.

Largo Caballero ocuparía la Consejería de Estado, los socialistas entraron en el Consejo de trabajo, en el Consejo Interventor de Cuentas, y diversos órganos de la Dictadura. 

Ello permitió a los socialistas una libertad de acción y de expansión de la que no gozaban ni comunistas ni anarcosindicalistas, que sí se opusieron a la Dictadura. El PSOE fue el único partido al que se le permitió permanecer en la legalidad durante la dictadura del General Miguel Primo de Rivera.


Resultado de imagen de miguel primo de rivera

Cuando la Dictadura empezaba a declinar, los socialistas consideraron oportuno abandonar el barco y pasarse a la oposición al régimen que tanto les había beneficiado. 

También la UGT fue firme partidario del General Primo de Rivera, y único sindicato permitido por lo que experimentó un crecimiento espectacular. Hemos de recordar que para evitar los conflictos sociales se creó la Organización Corporativa Nacional, organizada en profesiones, con comités integrados por el mismo número de patronos y obreros. Reglamentaban los salarios y las condiciones laborales y actuaban como árbitros en caso de conflicto. Mientras la UGT prestó su apoyo a estos comités, la CNT fue prohibida.
Resultado de imagen de ugt cartel historico

Pese a la caída de la dictadura y la crisis de la monarquía la dirección del PSOE se opuso a colaborar en la instauración de la república, (democrática y parlamentaria), para después, a partir de septiembre de 1930, colaborar en las huelgas que la demandaban. 

Varios altos miembros del PSOE acudieron al Pacto de San Sebastián de agosto de 1930 junto a otros grupos prorepublicanos. 

Los múltiples vaivenes del PSOE a lo largo de su historia no dan a este partido político confianza ni credibilidad en sus planteamientos, siempre con la mira puesta en el propio beneficio. Ahora nos dicen que no pueden quedar vestigios de ninguna dictadura, ¿llegarán a aplicarse el cuento? Hay veces que quién más habla, es quién más tiene que callar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

DIARIO ALCÁZAR

Pages