Falta de respeto y paz

La señora ministra doña Carmen Calvo ha dicho que es una falta de respeto y paz a las personas enterradas en el Valle de los Caídos, el mismo lugar, donde hace más de cuarenta años, también reposan los restos del general Franco, y cuyos restos, según opinión de esta señora, deben ser exhumados por el debido respeto y paz a las demás víctimas. 

Señora ministra, con todo mi respeto a su personal opinión, ruego considere también mi humilde crítica, con el respeto y atención que merece: no creo en ese respeto y paz, que usted y el gobierno al que pertenece, dice tener por las víctimas que reposan en el Valle de los Caídos, sólo son bonitas palabras, dentro de un contexto para enmascarar el engaño y fomentar la división, el enfrentamiento y el odio, entre los españoles. Lo único que les importa realmente son los votos, sin votos no hay poder, y el feroz interés para conservarlo les obliga a mantener un continuo estado preelectoral, salpicado de memeces y propuestas estúpidas que a nadie importan, como la obsesión enfermiza con los huesos de un señor que falleció hace más de cuarenta años. Señora, ante todo, respeto y paz a todos los españoles: porque falta de respeto y paz, es despilfarrar miles de euros de fondos públicos, para asistir a un concierto el presidente del gobierno. Porque falta de respeto y paz, es tener un país con un escandaloso número de políticos. Porque falta de respeto y paz, es legislar a favor de unos privilegios que los políticos no merecen. Porque falta de respeto y paz, es no cumplir el gobierno con la obligación de hacer cumplir la constitución en todas las comunidades autónomas, y exigir la colocación de la bandera española en locales públicos. Porque falta de respeto y paz, es no frenar el escandaloso despilfarro de las autonomías, nombrando embajadores y representantes en países extranjeros con elevados sueldos. Porque falta de respeto y paz, es convertir la Moncloa, ayuntamientos, diputaciones, fundaciones, empresas, etc, etc, en agencias de colocación de familiares, simpatizantes y amiguetes. Porque falta de respeto y paz, es no denunciar y ocultar la corrupción de unos, mientras se fija la atención en el mismo delito que cometen otros. Porque falta de respeto y paz, es a los españoles, que llegados a la ancianidad, no encuentran el sitio adecuado, o residencia, al que poder acudir en la etapa final de su vida, de cuyo problema han pasado descaradamente todos los gobiernos. Porque falta de respeto y paz, señora, es que cuándo hablan de la memoria histórica, mienten con insolencia. Porque falta de respeto y paz, es asaltar el poder sin el respaldo del pueblo. 

Ya sé que usted es ministra y sabe mucho, pero no crea que los demás somos bobos, sobre todo los que somos mayorcitos y tenemos buena memoria, gracias a Dios. Estoy seguro de que mi formación académica y mis conocimientos, no se pueden comparar con los suyos, pero a pesar de mi notable limitación, respecto a su saber, recuerdo muy bien cosas de la memoria histórica. Y no porque me las hayan contado, sino porque las viví, oí y sufrí, aquella triste y dolorosa etapa, en la que España estuvo sometida a los vaivenes, persecuciones y asesinatos, de aquel primer frente popular. Señor presidente del gobierno, deje a los muertos en paz y ocúpese de los vivos, que buena falta hace, deje de sembrar el odio y el enfrentamiento entre los españoles y empiece a trabajar para que los ciudadanos se vuelvan a sentir arropados y protegidos por leyes que así lo acrediten, para que España vuelva a ser un país sin enfrentamientos ni rencores de tiempos pasados.

Fernando Guerrero Trigo - Las Palmas De Gran Canaria 

Publicar un comentario

0 Comentarios