La otra cara de Blas Piñar López


Todos conocemos la figura del Blas Piñar, fundador de Fuerza Nueva, un periódico que se fundó en la época de Franco, por la necesidad de demandar al régimen que no se desviara de los valores en los que se fundó, en ese momento, el era procurador de las cortes generales. Luego en democracia se fundaría el partido Fuerza Nueva con unos resultados fantásticos de hasta 400.000 votos, pero con un solo escaño, por la “fantástica” ley d’hondt en la que se premia las minorías nacionalistas y por la que los votos de los españoles valen distintos, según de donde votemos. En sus años de diputado, Blas Piñar, fue el único que advirtió de la deriva nacionalista, que ahora padecemos, así de como las autonomías llegarían a ser el cáncer para España que vemos cada día. Uno de los mas brillantes parlamentarios que hemos tenido en democracia, que no le hacia falta ni un solo papel para hablar en el parlamento, así como una 
fluidez exquisita.

Resultado de imagen de blas piñar

Pero, hoy no queríamos hablar de Blas Piñar, como político, sino de una faceta que pocos conocen, y es la de hispanista. Siempre defendió la hispanidad, así como la necesidad imperiosa de que España formara una unidad con la comunidad hispana. Defendió siempre Hispanoamérica, así como las islas filipinas, denunciando la política de USA de patio trasero de poner y quitar muñecotes para seguir sus intereses.

En su famoso artículo llamado “hipócritas”, publicado el 19 de enero de 1962, describe toda la manipulación de USA sobre los hermanos hispanoamericanos y filipinos y como solo quieren sacar su propio jugo personal al servicio de la masonería. Este articulo dio la vuelta al mundo, siendo éste director del Instituto Hispánico. Publico libros como “filipinas país hispánico” en 1957 y “el sentimiento hispánico en los poetas filipinos” en 1961.


Imagen relacionada

Realizó varios viajes a Filipinas, y en 1958 con motivo de la consagración de la catedral de Manila, fue nombrado doctor honoris causa por la universidad de San Agustín en Iloio (Filipinas). Hubo otros viajes en 1961 y 1964 en estos viajes conoció a el General Emilio Aguinaldo quien le reconoció haber sido engañado por los americanos y sentir un gran dolor, remordimiento y nostalgia por la madre España.

Claramente Blas Piñar es un gran hispanista sus libros y su defensa constante de la Hispanidad lo confirman el legado de Blas Piñar es un legado que todo buen Hispanista debe tener como punto de referencia a la hora de realizar un estudio sobre la Hispanidad.

Sobre todo, cabe destacar su profundo amor a España, y por ende a la hispanidad, obra de la que España debe alzar la cabeza orgullosa, ya que desarrollo y cristianizo un continente y el pacífico. Es una lastima que nuestros políticos mediocres hayan relegado la presencia de España a desconocida en el mejor de los casos o inadvertida en la mayoría de ellos, cuando no a favor de la leyenda negra anglosajona. Por último, quería destacar el agradecimiento para este articulo a mi amigo Antonio Pérez, uno de los mejores conocedores de la obra de Blas Piñar y otro de los que nos sentimos parte de una hispanidad unida y en armonía.

David López
El rincón de la historia sin complejos
para DiarioAlcázar.com

Publicar un comentario

0 Comentarios