Operaciones de falsa bandera - Diario Alcázar

Diario Alcázar

El diario de los rebeldes

ÚLTIMO

Home Top Ad

Post Top Ad

domingo, 18 de noviembre de 2018

Operaciones de falsa bandera


Las operaciones de falsa bandera son operaciones encubiertas conducidas por gobiernos, corporaciones y otras organizaciones, diseñadas para aparecer ante la opinión pública como si fueran llevadas a cabo por otras entidades. Este nombre procede del concepto militar “izar colores falsos”; esto quiere decir la bandera de un país diferente al propio. Los ataques terroristas han sido y son en algunas ocasiones operaciones de falsa bandera.
La finalidad única es buscar un pretexto ante la opinión pública nacional e internacional para iniciar una guerra con otro estado y obtener así ventajosos réditos territoriales, económicos o políticos. Han sido muchos los países que a lo largo de la historia han utilizado (y siguen utilizando) este tipo de ataques. Algunos de ellos ya han sido puestos al descubiertos ante la historia por documentos, informes e investigaciones sobre lo acontecido, testigos e incluso en algunas ocasiones los propios instigadores del mismo.
Además hay otros hechos históricos que aunque no hayan sido abiertamente declarados como tales, los movimientos previos, las atípicas circunstancias y las extravagantes explicaciones ponen todas ellas en evidencia que las posibilidades de que se hubiera producido un ataque de falsa bandera son enormes.
Pondré en su conocimiento algunos de ellos, no sin antes advertirle que estos datos están comprobados y únicamente en algunos casos pongo en evidencia las circunstancias antes mencionadas para que ud. saque su propia conclusión sobre si existió o no un ataque de falsa bandera, ya fuera por acción directa o por omisión de acción, ud. decide.

1898 - Hundimiento del Acorazado Maine.
En la noche del 15 de febrero de 1898, el USS Maine, anclado en el puerto de La Habanaen una demostración de la resolución norteamericana de proteger sus intereses, explotó violentamente. El Capitán del Maine, instó que no se hicieran presunciones de ataque enemigo hasta que no tuviese lugar una investigación completa de las causas de la explosión. Por esto, el Capitán Sigsbee fue criticado por la prensa por "negarse a ver lo obvio".
Explosión del Acorazado Maine
Bajo el eslogan "Recordad el Maine", los norteamericanos fueron a la guerra con España, tomando las Filipinas, Guam y Cuba (y anexando Hawai de paso). Lo último que la vieja España podía querer en aquellos momentos sería una confrontación armada con EEUU. Una España cansada de tantos siglos de esfuerzos y aventuras coloniales mantenía a duras penas los restos de su imperio con una armada demasiado corta para abarcar tanto mundo.
En 1975, una investigación llevada a cabo por el Almirante Hyman Rickover examinó los datos recuperados en 1911 y de la investigación de los restos del naufragio y exploraciones submarinas que evidenciaron que el casco del barco estaba deformado hacia afuera, concluyó que no había evidencias de una explosión externa. La causa más probable del hundimiento fue una explosión de polvo de carbónde una carbonera imprudentemente localizada junto al polvorín de la nave o, en todo caso, una bomba colocada en su interior. La precaución del Capitán Sigsbee había sido bien fundada.

1915 - El hundimiento del Lusitania
Hundido en la costa meridional de Irlanda, a 10 millas de la costa. A las 14,11 horas recibió el impacto de un torpedo alemán y dieciocho minutos después, se hundió. En su último viaje de Nueva York a Liverpool llevaba a bordo unos 2000 pasajeros, y 800 tripulantes.
Los alemanes advirtieron a los pasajeros que pensaban viajar en elLusitania que desistieran de su propósito y cancelaran sus reservas. Subrayaron que todo barco de pasajeros perteneciente a un país enemigo que entrara en aguas de la zona de guerra se exponía a ser atacado. Se prevenía a los gobiernos neutrales de que no deberían permitir que sus tripulaciones, pasajeros o mercancías utilizaran esos barcos. La embajada alemana en Washington llegó incluso a publicar en los periódicos americanos anuncios que advertían:
A los viajeros que proyecten embarcarse en una travesía por el Atlántico, se les recuerda que existe estado de guerra entre Alemania y Gran Bretaña, y que los barcos de bandera británica pueden ser destruidos. Los pasajeros que viajen por la zona de guerra en barcos de Gran Bretaña o de sus países aliados, lo harán bajo su propia responsabilidad.
A pesar de todo, 188 americanos reservaron pasajes a bordo delLusitania. Mientras el transatlántico se alejaba de Nueva York con destino a Liverpool, el 1 de mayo de 1915, muchas personas, al otro lado del Atlántico, temían por la suerte del Lusitania.
Churchill organizó una reunión en la que participaron lord Fisher, jefe de la marina, y varios expertos en inteligencia naval; éstos habían recibido el encargo de preparar un informe sobre las consecuencias probables del hundimiento de un transatlántico con pasajeros norteamericanos a bordo. Casi al mismo tiempo, el embajador de EE.UU. en Londres se preguntaba, en una carta dirigida a su hijo, qué haría el Tío Sam si un transatlántico lleno de pasajeros americanos fuera volado en pedazos. Por su parte, el rey Jorge V concedió una audiencia al coronel Edward House, enviado especial del presidente Wilson; durante la entrevista, se dice, el rey formuló al coronel esta pregunta: ¿Qué hará América si los alemanes hundieran el Lusitania?
Se registraron irregularidades en la presentación de manifiestos a las autoridades de Nueva York. El peligroso contenido de la bodega determinaría la suerte del buque. En la "inocente" declaración de carga no figuraban las más de 4000 cajas de municiones, destinadas a contribuir al esfuerzo de guerra de los aliados. La cantidad transportada de municiones de fusil y de cañón reconocidas por W. S. Churchill eran 173 toneladas. Otras fuentes estiman que la cantidad de armamento era mucho mayor.

1939 – Incidente de Mainila
Ocurrió el 26 de noviembre de 1939, cuando el ejército soviético disparó su artillería contra la pequeña villa rusa de Mainila (situada al norte de San Petersburgo), y los líderes soviéticos culparon a Finlandia de haber causado el ataque, inventando pérdidas militares además de la civiles. La URSS utilizó este incidente como excusa para iniciar la invasión de Finlandia cuatro días más tarde.
Según los archivos del lider comunista Andréi Zhdánov, el incidente fue planificado con el único objetivo de culpar a Finlandia e iniciar una guerra. Los finlandeses, como no podía ser de otra forma, negaron rotundamente que hubiesen disparado contra la villa rusa. Por otra parte cabe preguntarse ¿tendría alguna posibilidad Finlandia contra la URSS?, evidentemente no, ya esto demuestra lo absurdo del incidente que nos ocupa. Finlandia, para evitar prevenir cualquier ataque accidental, ya que efectivamente había tensiones fronterizas, retiró su artillería de la frontera, por lo que Mainila había quedado fuera de su alcance.
Las afirmaciones del gobierno finlandés negando la agresión no calmó a la Unión Soviética, que renunció al Pacto de no agresión firmado con Finlandia y el día 30 inició la invasión.
Ya en 1998, el Presidente de Rusia Boris Yeltsin aceptó que la guerra con Finlandia no había sido defensiva, sino una agresión.

1939 - Operación Himmler
La operación consistió en un ataque por tropas alemanas con uniforme polaco a la emisora de radio fronteriza alemana deGleiwitz (Gliwice, nombre oficial polaco actual), para luego difundir un mensaje en que se animaba a la minoría polaca de Silesia a tomar las armas contra Adolf Hitler,
Como "prueba" del ataque, los nazisasesinaron y vistieron con uniformes polacos a algunos prisioneros de campos de concentración.
Este pretexto de la propaganda nazi fue inútil, ya que ni Francia ni el Reino Unido lo aceptaron como válido, declarando la guerra a Alemania tras la invasión de Polonia en 1939, dando así comienzo a la Segunda Guerra Mundial.
Hasta los juicios de Nuremberg no se supo realmente lo que había ocurrido cuando fueron desclasificados documentos secretos de las SS.

1941 – El ataque a Pearl Harbour
En la mañana del Domingo, 07 de diciembre 1941 , los japoneses lanzaron un ataque sorpresa a Pearl Harbour, que diezmó a los EE.UU. la Flota del Pacífico y los “obligó” a entrar en la Segunda Guerra Mundial . Eso es lo que la mayoría de nosotros se nos enseñó de niños en la escuela ...
Quizás llamar a este importante episodio de la historia un “ataque de falsa bandera” no sea del todo correcto ¿o sí?. Verá, lo cierto es que no se trata de que los propios EEUU hubieran bombardeado Hawai, aunque lo que parece cierto es que por pasividad y una serie de acontecimientos precedentes pudiera darse la circunstancia de que hubiera la posibilidad de que el gobierno de Roosevelt conociera que el ataque era inminente y no hizo nada para evitarlo.
Únicamente le adelanto algunos apuntes, ya que este asunto va a ser tratado en una próxima entrada de este blog.
1º) Los códigos secretos de comunicaciones de Japón eran conocidos por la inteligencia americana desde meses antes al ataque, por tanto, conocían todos sus movimientos.
2º) El Almirante J.O. Richardson, comandante de la flota, voló a Washington para protestar contra la decisión de Franklin D. Roosevelt de atracar la flota permanentemente en Hawai. El almirante tenía buenas razones: Pearl Harbor era vulnerable a los ataques, siendo accesible desde cualquier dirección.
3º) Los aviones fueron colocados fuera de sus hangares en círculo con las aspas de las hélices hacia el centro, impidiendo su rápido despliegue y despegue ya que carecían de marcha atrás.
4º) Días e incluso horas antes del ataque, tras una orden directa del Presidente Roosevelt, los portaaviones abandonaron Peral Harbor con una numerosa escolta, dispersándose por el Pacífico: El Enterprise a Wake, el Lexington a Midway y el Saratoga a San Diego.
Estos son hechos probados y con los que próximamente relataré. Ud. sacará sus propias conclusiones.

1962 -  Operación Northwoods
La Operación Northwoods fue un plan del Ejército Norteamericano de 1962 que pretendía generar apoyo del pueblo estadounidense para una acción militar contra la Cuba de Fidel Castro. El plan, que no fue llevado a cabo dado que fue rechazado por el entonces presidente John F. Kennedy, requería varias operaciones encubiertas incluyendo actos de terrorismo de Estado reales y simulados (como secuestros de aviones) en territorio estadounidense y cubano.
La propuesta fue presentada en un documento bajo el título “Justificación para Intervención Militar Estadounidense en Cuba”, una colección de memorandos y borradores escritos por el Ministerio de Defensa y la Junta de Jefes del Estado Mayor. El documento fue remitido por la Junta al Secretario de Defensa Robert McNamra el 13 de Marzo de 1962.
Este documento, previamente clasificado como secreto, fue hecho público originalmente el 18 de noviembre de 1997 por la “John F. Kennedy Assassination Records Review Board”, una agencia federal de EEUU que supervisa la publicación de documentos gubernamentales relacionados con el asesinato de John F. Kennedy. Un total de 1500 páginas de documentos militares, secretos en su día, fueron desclasificados por dicha agencia federal.
Las sugerencias incluían:
·       Lanzar rumores sobre Cuba empleando radios clandestinas.
·       Iniciar ataques simulados, sabotajes y disturbios en la Base Naval de la Bahía de Guantánamo y culpar a las fuerzas cubanas.
·       Bombardear y hundir un navío americano en la base de Guantánamo, similar al incidente con el USS Maine en La Habana en 1898 que provocó la guerra con España (admitiendo esta operación como realizada por los EEUU), o destruir aeronaves americanas y culpar a Cuba (la primera sugerencia del documento respecto al hundimiento de un navío era destruir un barco tripulado y por tanto resultaría en la muerte de miembros de la Marina, y existía una segunda en la que se emplearían barcos no tripulados y se simularían los entierros).
·       El acoso de vuelos civiles, ataques a transportes de tierra y destrucción de aviones falsos americanos por aeronaves de tipo MIG serían útiles como acciones complementarias.
·       Destruir un aparato no tripulado, haciéndolo pasar por avión comercial lleno supuestamente de "estudiantes universitarios en viaje de vacaciones". Esta propuesta fue una de las apoyadas por la Junta de Jefes del Estado Mayor.
·       Orquestar una "campaña de terrorismo", que incluía el hundimiento "real o simulado" de refugiados cubanos.
·       "Podríamos desarrollar una campaña terrorista de la Cuba Comunista en el área de Miami, en otras ciudades de Florida e incluso en Washington. La campaña iría dirigida contra refugiados cubanos en busca de asilo en Estados Unidos. Podríamos hundir una barcaza de cubanos en ruta a Florida (real o simulada). Podríamos fomentar atentados contra refugiados cubanos incluso hasta el extremo de herirlos en ocasiones para que fueran ampliamente publicitadas."
·       Arrasar cosechas arrojando dispositivos incendiarios en Haití, Rep. Dominicana u otros lugares.
Este documento fue publicado en internet de una forma más completa por el Archivo de Seguridad Nacional el 30 de abril del 2001, y puede ud. consultarlo directamente en la siguiente dirección.

1964 – Incidente Tonkin.
A principios de agosto de 1964, el gobierno de los Estados Unidos, presidido por Lyndon B Johnson, inventó el conocido como "incidente del golfo de Tonkín", para implicar a la opinión pública estadounidense en la, hasta entonces encubierta, guerra de Vietnam.
Destructor Maddox
Según la historia reproducida por el aparato gubernamental, varias lanchas vietnamitas habrían abierto fuego contra un destructor norteamericano (USS Maddox), anclado en las costas de Vietnam. Una historia totalmente falsa, como se demostraría años más tarde al desclasificar los archivos de la National Security Agency (NSA), concretamente en los informes de 30/11/2005 y 30/05/2006, en los que se reconocía que el incidente del golfo de Tonkín fue una historia inventada y concluye: "esa noche no ocurrió ningún ataque".
A pesar de ello, fue utilizada vilmente para justificar  La Resolución del Golfo de Tonkin (oficialmente llamada Southeast Asia Resolution, Public Law 88-408) es una ley emitida por el Congreso de los Estados Unidos de América el 7 de agosto de 1964, en la cual se autorizaba al Presidente Lyndon B. Johnson  para actuar de manera integral contra la República Democrática de Vietnam y expandir la guerra, en el sureste asiático.

2001 – 11S ¿atentado o ataque de falsa bandera?

El 11 de septiembre de 2001 nos impactó de forma violenta. Yo mismo le dije a mi hijo en aquellos momentos, viendo las imágenes que daba la televisión “hijo, fíjate bien en esto, estás viendo historia”. Jamás hubiera pensado en aquellos momentos que años después tendría serias dudas sobre lo que aquel día estábamos viendo como un monstruoso atentado terrorista, sin embargo, nuevamente aparecen una serie de dudas razonables que hace totalmente plausible la hipótesis de que esa barbaridad se tratase una vez más de un ataque de falsa bandera.

Sobre este asunto habrá un artículo posterior, de la misma manera que lo habrá sobre los atentados de Madrid. Creo que cuando quedan tantas preguntas sin responder, tantas contradicciones, multitud de hechos sin explicar, incongruencias, pruebas ocultas e informes sin valorar, merece al menos que tome en consideración que quizás, una vez más, la verdad haya sido pervertida tanto con la mentira como con el silencio y finalmente, como ya se ha demostrado, la realidad sea otra.

El 11 de septiembre del 2001, nos despachamos con la terrible noticia de que dos aviones comerciales, secuestrados por terroristas árabes pertenecientes a Al Qaeda, se habían estrellado contra las famosas “Torres Gemelas”. Nos contaron queunas personas con cuchillos, nacidas en Afganistán, burlando todos los rigurosos sistemas de seguridad del país más poderoso del mundo, habían secuestrado dos aviones y se habían inmolado contra el famoso World Trade Center. También nos contaron, que casi paralelamente al atentado de las torres, otro avión se estrellaba en el pentágono, sede del Departamento de Defensa de los EEUU.

Esto (poco más o menos) fue lo que le contaron a la opinión pública, pero nunca se respondieron las numerosísimas preguntas que se generaron después sobre los sospechosos hechos de aquel fatídico día. Por ellas y por el silencio que las sigue, han crecido las “teorías conspiratorias” que apuntan a un autoatentado para provocar una guerra, es decir, un ataque de “Falsa Bandera”.

World Trade Center: Algunas preguntas:
- ¿Por qué ningún radar detectó los aviones secuestrados?
- ¿Por qué los aviones militares no los interceptaron antes de que se estrellaran contra las torres?
- ¿Por qué se desploma el edificio 7, que jamás fue impactado por nada?
- ¿Por qué, tras las alertas recibidas, se reforzó la seguridad en las bases y embajadas extranjeras de los Estados Unidos, y no en los aeropuertos norteamericanos?
- ¿Cómo es posible que entre las decenas de miles de toneladas de escombros, a una temperatura que según la versión oficial pudo “fundir la estructura del acero”, se pudieran localizar los pasaportes de alguno de los supuestos terroristas, Satam al Suqami, o Mohamed Atta?
- ¿Cómo es posible que se encuentre un pasaporte y no las cajas negras de los aviones siniestrados ese día?
Muchas preguntas, pocas respuestas.
Ataque al El Pantágono: Más preguntas:
- ¿Por qué no encuentran ningún tipo de rastros o muestras del avión que supuestamente se estrelló contra el pentágono?, ¿Dónde están las partes de acero de los motores, dónde el tren de aterrizaje, que también es de acero?
- ¿Dónde están los daños provocados por las alas del avión en el muro del Pentágono?
- ¿Dónde las 100 toneladas del Boeing, los grandes fragmentos del aparato que siempre se proyectan lejos del lugar del accidente?
- ¿Por qué, casualmente, el avión impactó precisamente sobre un área del edificio del Pentágono que se encontraba en obras y en la que no había nadie trabajando?
- ¿Cómo es posible que ninguno de los cazas que protegen el Pentágono pudiera defenderlo en la jornada del 11-S, sobre todo teniendo en cuenta que el ataque contra este ultraprotegido centro militar y político se produjo casi una hora después del ataque contra la segunda de las Torres Gemelas?
- ¿Cómo es posible que desde el edificio más protegido y vigilado electrónicamente del planeta no se haya captado una sola imagen del avión y el momento del impacto?
- En definitiva, ¿dónde está el avión?
 En efecto, no estaba, ni un solo desecho se encontró dentro o fuera del Pentágono. Tan burda fue la versión oficial que incluso en el parlamento de Japón se realizaron intervenciones que ponían de manifiesto el gran engaño.
Cierto es que todos estos hechos y datos son utilizados por los que abogan por la existencia de una conspiración, pero recuerde que lo anteriormente expuesto son hechos públicos, probados y contrastados, por lo que nada de lo escrito está sujeto a especulación. Cuando digo que se encontraron los pasaportes de los supuestos terroristas, es que sorprendentemente fue así, créalo, parece increíble pero ocurrió y sin embargo, no aparecieron las cajas negras de los dos aviones.

2012 – Irán ¿Se prepara otro ataque de falsa bandera?
No iba a incluir esta reflexión, sin embargo, acaba de saltar a las agencias internacionales de noticias las manifestaciones realizadas hace apenas unas horas por el presidente Barack Obama en la conferencia anual del Comité de Acción Política Americano-Israelí (AIPAC), el principal grupo judío en EEUU "no dudaré en usar la fuerza cuando sea necesario para defender a Estados Unidos y sus intereses" y añadió “Los líderes de Irán deben saber que no tengo una política de contención, tengo una política para prevenir que Irán obtenga un arma nuclear" buff... suena bastante mal ¿verdad?, pues ojo al dato siguiente.
El portaaviones Enterprise, el más antiguo de la flota de los EEUU, posee ocho reactores nucleares que habrá que desmantelar dado que, teóricamente, iba a ser dado de baja el próximo año. Pero, de pronto lo envían al estrecho de Ormuz. Ahora si le digo… “Recuerde el Maine”. Posiblemente sea menos gravoso para EEUU hundir este navío en este lugar, ahorrándose así el fabuloso coste de su desguace y dejando allí los restos de su basura nuclear, además de prestar su último servicio a su país.
Si he conseguido crear en ud. la duda, piense que “la duda en uno de los nombres de la inteligencia”, únicamente queda que investigue y se informe, quizás se sorprenda de los rápidos resultados que obtendrá. Finalmente le ruego que si este ha sido el efecto que le ha causado, informe de este artículo a sus contactos, cuantos más seamos más difícil será que nos continúen manipulando.

Un saludo.
La Doctrina Imperfecta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI NOS VISITA DESDE FACEBOOK COMENTE PULSANSANDO DESDE LA PEQUEÑA "FACEBOOK" PARA QUE SU COMENTARIO SEA REFLEJADO. Modere su lenguaje y sea respetuoso. Gracias.

Post Bottom Ad

DIARIO ALCÁZAR