Víctor Laínez, asesinado por amar a España. No olvidamos - Diario Alcázar

Víctor Laínez, asesinado por amar a España. No olvidamos

Compartir
Víctor Laínez, falleció a los 55 años de edad, hace hoy justo un año, a consecuencia de la brutal agresión sufrida cuatro días antes en la zona de Heroísmo en la capital aragonesa.  

Motero y miembro de los Templarios, antiguo Caballero legionario y falangista, no pudo superar las graves lesiones cerebrales que le causó Rodrigo Lanza, de 33 años, que le asestó un golpe mortal por la espalda, y sin mediar palabra, con una barra de hierro. Crimen de odio, pero Víctor murió por amor, con la bandera que juró defender sobre su pecho.


"Murió el día 12 de diciembre, que fue cuando le desconectaron la máquina; pero en verdad murió el día 8. Por eso quisimos reunirnos el día 8", hizo saber uno de sus allegados en el acto de homenaje a Víctor que reunió 30 amigos del motero asesinado, por el simple motivo de llevar una bandera de España. 

Víctor Laínez
Entre los asistentes al acto de homenaje se encontraba Carol, hija Víctor. También Javier, su hermano. Y Raquel, esposa de Javier y cuñada de Laínez, que con todo su cariño, le regaló unos tirantes con la bandera de España. Un asesino utilizaría los colores de la bandera como único móvil para asesinar. Por puro odio. 

El chileno Rodrigo Lanza, asesino de Víctor, ya fue condenado a nueve años de prisión tras dejar en coma y después tetrapléjico a un agente de policía. "He pasado cinco años en la cárcel por ser sudaca", declaró el autor de estos hechos al diario 'Público'.

Son muchos los jóvenes patriotas de Zaragoza que han sufrido agresiones por la extrema izquierda e instigadas desde quiénes hoy gobiernan en el ayuntamiento, con visibilización y apoyo para estos grupúsculos radicales. 

"No quiso servir otra bandera, no supo vivir de otra manera"
Víctor Laínez siempre presente D.E.P.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diario Alcázar no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios en esta tribuna. Modere su lenguaje y sea respetuoso. Gracias.