Se distribuyen 4000 banderas nacionales para conmemorar el día de La Toma de Granada - Diario Alcázar

Se distribuyen 4000 banderas nacionales para conmemorar el día de La Toma de Granada

Compartir



El 2 de Enero de 1492, en el reino nazarí de Granada, se puso fin a la Reconquista. Boabdil I se rindió, y se produjo la entrega de las llaves del reino de Granada a Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, que serían nombrados como "Reyes Católicos" en 1496. El reino de Granada el único reino que pertenecía a los musulmanes en el siglo XV, sin embargo, las tropas españolas a manos de Isabel y Fernando, no se dieron por vencidos y quisieron culminar la Reconquista. 

El reino nazarí se realzó primero en la contienda, apoderándose, de tal manera, en 1481, de la fortaleza de Azahara. Isabel y Fernando, cuya intención no era renovar la tregua que se mantenía establecida con Granada, de inmediato respondieron a dicho ataque y comenzaron una escalada de reencuentros entre fronteras que ya se mantendría hasta la victoria final del cristianismo. 

Primero fueron Alhama y Loja, y más tarde serían Ronda y Málaga. Durante el primer asedio de Loja, que presentó graves pérdidas cristianas, sucedió un hecho inesperado en Granada. Los hijos de Abú-al Hassan, Abdalá y Yusuf, emprendaron la revuelta que sería en contra de su propio padre. Abdalá -conocido como Boab­dil para los cristianos-  tomó el control del reino de Granada y su hermano en Málaga con un gran fuerte, manifestando una batalla común frente a Fernando el Católico. 

De tal manera, Boabdil fue encarcelado en la batalla de Lucena y la reina de Castilla y el rey de Aragón, decidieron realizar una tregua de dos años antes de dejarle en libertad. Los Reyes supieron aprovechar estas discordias familiares, y la cercanía a Boabdil para poder acordar la rendición de Granada. 


Tras la caída del Zagal-hermano de Boabdil- en Málaga sólo quedaba que Boabdil cumpliese con su parte del trato. Ante ello, la ciudad no quiso rendirse e intentó resistir hasta 1491. En abril, el asedio cristiano se intensificó y la ciudad se rendía en enero de 1492. La Reconquista había terminado y la victoria había llegado.






La 527º celebración de La Toma de Granada que se ha realizado este 2 de Enero, se ha ido desarrollando con los incidentes de cada año. Dicho día presenta dos partes: los que están orgullosos de la historia de España y los que consideran que no hay nada que celebrar porque fue un supuesto genocidio. Ha habido algún que otro incidente a gritos que interrumpían el acto por parte de la extrema izquierda.



Por otro lado, el presidente del Partido Popular de Granada, Sebastián Pérez, decidió hacer el reparto de 4000 banderas nacionales para conmemorar el día de hoy. Los simpatizantes del PP han realizado dicho reparto en la puerta de Correos desde las once de la mañana, minutos antes de que de comienzo el acto en el Ayuntamiento, para hacer partícipes a todos los granadinos "que quieren a Granada, que respetan sus tradiciones y que quieren conmemorar el día de la Toma en paz y concordia", según la nota difundida por los populares. 

"Conmemorar no es en absoluto celebrar nada contra nadie"confirma Peréz. "Defendemos la necesidad de proteger la singularidad de un ritual que consideramos una reliquia histórica y que así queremos que se trasmita y enseñe a nuestros jóvenes y futuras generaciones". - finaliza el presidente del PP en Granada. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diario Alcázar no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios en esta tribuna. Modere su lenguaje y sea respetuoso. Gracias.