Detenido un islamista que amenazaba con "rajar el cuello" a los españoles en Algeciras - ALCÁZAR


Detenido un islamista que amenazaba con "rajar el cuello" a los españoles en Algeciras

Compartir

La Policía Nacional de Algeciras detuvo a un islamista por ser considerado responsable por un presunto delito de odio tras amenazar a ciudadanos algecireños con cortarles el cuello. "Si pudiese rajaría cuellos". El detenido ya presentaba una orden de detención e ingreso en prisión por un juzgado de Jaén.

Ex militar, enfrentado a duras batallas en Afganistán, convertido al islam y experto en armas, utilizaba como medio las redes sociales para mandar mensajes amenazantes contra los españoles, incluso a colectivos por tener una cierta identidad sexual o género. También miembros de diferentes partidos políticos han recibido amenazas por parte del detenido.

Esta investigación se ha estado llevando a cabo durante dos años, hasta que los cuerpos policiales consiguieron reunir y documentar un elevado numero de publicaciones con amenazas a personas de nacionalidad española a manos del islamista.

El acusado fue detenido en su regreso a España tras haber huido, en cuya detención se involucraron agentes de la Brigada Provincial de Información de Madrid, además de contar también con los agentes de la Brigada Local de Información de Algeciras. El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Algeciras, y acto seguido, fue enviado a prisión.

Por otro lado, el pasado domingo, una joven denunció en su red social Instagram, como en Algeciras, un hombre musulmán salió de unos contenedores "tocándose" mientras la observaba y le gritaba cosas. La zona en la que ocurrió este suceso es en la estación de autobuses de la ciudad, situada en la Calle San Bernardo. Esta zona de Algeciras, antaño próspera y centro neurálgico de la ciudad, se ha ido deteriorando con los años, siendo prácticamente intransitable a ciertas horas de la noche por la población local.


"Hoy a las 16:30 de la tarde me dirigía a la estación de autobuses, cuando por esa zona, entre unos contenedores, salió un hombre musulmán masturbándose mientras me miraba y me decía palabras en su idioma. Ante la situación corrí y solo me salió
 llorar, llorar de impotencia, impotencia por no poder salir tranquila a la calle aún siendo las cuatro de la tarde." -comunicó la joven algecireña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diario Alcázar no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios. Modere su lenguaje y sea respetuoso. Gracias.