Apocalipsis hispánico - ALCÁZAR


Apocalipsis hispánico

Compartir
José María Ramírez Asencio
"Tercera semana del juicio del denominado "procés", el golpe de Estado para entendernos. Tras una primera jornada en que ese tipo estrafalario llamado Jordi Cuixart, una vez más y como esta permitiendo el Tribunal y en particular su Presidente, el juez Marchena, lanza una proclama independentista y falsamente pacifista que han de tragarse todos (españoles y foráneos) los que precencian el juicio, el miércoles 27 comparecen Presidente, Vicepresidenta y Ministro de Hacienda del Gobierno del 155.

Rajoy, Soraya y Montoro. Tal para cual. Y sus testimonios son, como mínimo, lamentables, y eso cuando no les dan, directamente, armas a la defensa de los encausados.

Por su parte, para continuar con la farsa delirante, los superultramegaizquierdistas de la CUP dicen que no responderan preguntas de la acusación popular de Vox porque es "ultraderecha" y al Tribunal no le da la risa floja sino que, dulce y paternalnente, les reconviene no vaya a ser que tenga que abrirles un expediente, pobrecitos. Una multita y a casa. "Padre, perdonalos, que no saben lo que hacen" parece pensar Marchena...

Y a mí me asalta la triste sensación de que, una vez más, estan ganando.

Que los separatistas son, y siento decirlo, más listos que los que se supone defienden la Nación.
Más listos y, lamentablemente, menos cobardes. Ellos al menos creen en algo fervientemente y lo defienden con uñas y dientes. Por contra tenemos, y hemos tenido durante años, a unos dirigentes, todos sin excepción desde que comenzó la Transición, pusilanimes y acomodaticios, cuando no traidores, que, por salvar sus muebles políticos, cedieron y cedieron sin pausa ante las demandas nacionalistas.

De manera que ahora tenemos tanto en Cataluña, como en la región vasca pero también en Navarra, Valencia, Baleares, Galicia... unas generaciones amamantadas por la loba Capitolina nacionalista y que no se siente española.

Y esto, triste pero irreversiblemente, ya no se arregla con un 155 más o menos duro.
Me recuerda a lo que dicen los modernos pedagogos de los padres que propinan un cachete a sus hijos: el tortazo detiene monentaneamente al niño díscolo, pero no lo educa. El cachete a tiempo hay que darlo, para que el crío no llegue a un extremo al que no debe llegar, pero eso no le hace razonar sobre lo que está haciendo mal.

Y no digo que no haya que aplicar el 155 de la manera más dura posible (educación, mozos de escuadra, TV3,....), pero eso solo parará las consecuencias de la deriva separatista actual, más no hará cambiar de opinión a los cientos de miles de jóvenes y menos jóvenes criados durante cuarenta años en el adoctrinamiento antiespañol.

Siento ser pesimista, pero la única posible solución a muy, muy largo plazo, si es que esta existe y alguien fuera capaz de acometerla, sería una tarea de muchos años de batalla y reeducación incesante y que no se ha llevado a cabo nunca desde el Gobierno de Suárez, contra lo que Albert Boadella llamó la "doma" nacionalista.

¿Será alguien capaz de comenzar esa tarea con valentía y sin complejos? No desde luego entre los partidos que han venido gobernando nuestro país desde el año 1.978.
Es más, ¿seremos capaces los españoles de permitir que alguien lo intente o seguiremos egoístamente sólo preocupados por lo inmediato, por nuestros particulares afanes, sin ninguna altura de miras?.
Desgraciadamente albergo serias dudas. El relativismo que lo inunda todo y que hace que nada parezca importante, que nada merezca la pena ser defendido, ni siquiera la esencia de lo que somos, ha calado en muchas capas de la sociedad española.

Lo que ocurra con eso tan grande que nos une a todos y que se llama España depende de nosotros.
O somos capaces de reaccionar todos o dentro de poco será demasiado tarde, si es que no lo es ya."

José María Ramírez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diario Alcázar no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios. Modere su lenguaje y sea respetuoso. Gracias.