"El Alcázar", periódico maldito - ALCÁZAR


"El Alcázar", periódico maldito

Compartir
Es curioso como el histórico periódico El Alcázar, fue progresivamente relegado hasta alcanzar la categoría de maldito, impuesta por todos los demás medios de comunicación. Los mismos medios que durante el franquismo habían seguido sumisamente la directrices del régimen, cuando fue precisamente El Alcázar uno de los pocos diarios españoles que en sus páginas habló abiertamente de la necesidad de avanzar hacia un sistema democrático. ¡En plena dictadura! El Alcázar se convirtió entonces en el mayor exponente activo de la transición periodística hacia la democracia.

Durante la década de los sesenta, y sobre todo tras la llegada de José Luis Cebrián (no confundir con Juan Luis Cebrián, director de El País) a la dirección del periódico, el diario El Alcázar se convirtió en el líder y referente de la llamada "prensa independiente", causándole por ello grandes problemas con la censura de la época, especialmente con el Ministro de Información y Turismo de Franco, Manuel Fraga, que llegó a secuestrar al diario en varias ocasiones.

Si algo ha caracterizado al diario El Alcázar durante su medio siglo de publicación, fue sin duda la rebeldía. Su heroica fundación en el asedio del Alcázar toledano, es la declaración irrenunciable de un periódico que no nace para contentar a nadie. 

Fue durante la transición, cuando el periódico de nuevo sería secuestrado por la censura, esta vez democrática. Desde la tribuna que ofreció El Alcázar a los más grandes pensadores de la época, y solo recurriendo a las hemerotecas se puede comprobar, El Alcázar fue el único periódico que en 1978 criticó el Estado de las autonomías, anunciando con exactitud todo lo que iba a acontecer en España de llevarse a cabo el proyecto autonómico.

VER-> La profecía de Luis Valero en El Alcázar

El diario acató la constitución en todo momento, pero no por ello dejó de decir verdades incómodas. ¡Cuánto mal se hubiera evitado de haber hecho caso a aquellos "locos" de El Alcázar!. 

Lo cierto es que el periódico fue finalmente señalado y condenado por todos los medios de comunicación, que se habían adaptado rápido al nuevo sistema autonómico, incluidos Arriba o Pueblo, diarios del Movimiento que terminarían desapareciendo poco después.

El gobierno de Suárez fue el primero en tomar medidas contra un periódico incomodo, que fue suprimido de todos los cuarteles militares, y eliminada su suscripción en Iberia. Pero fue el gobierno socialista de Felipe González quién dio el paso definitivo para el cierre de El Alcázar, eliminando de sus páginas toda publicidad institucional, pese a que por número de ventas y tirada le correspondía, al igual que el resto de grandes periódicos. 

Esta discriminación hizo inevitable la caída del diario, que no pudo competir contra los demás medios, ni mantener su plantilla de redactores, que terminaron yendo a la huelga por falta de pagos.

La histórica cabecera desapareció, pero años después el Tribunal Supremo condenó al Gobierno en sentencia firme a indemnizar a El Alcázar con 2.900 millones, dando la razón al periódico de que fue injustamente discriminado. Una vez cerrado, el periódico no volvió a editarse, siendo el dinero recibido íntegramente empleado para abonar la deuda que se mantenía con con los trabajadores y acreedores.

QUIZÁ TE INTERESE

1 comentario:

Diario Alcázar no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios. Modere su lenguaje y sea respetuoso. Gracias.