Entrevista a Manuel González Bazán, número 2 al Congreso de los Diputados por VOX en Cádiz - ALCÁZAR


Entrevista a Manuel González Bazán, número 2 al Congreso de los Diputados por VOX en Cádiz

Compartir

Hoy tenemos el privilegio de entrevistar a Manuel González Bazán, número dos de VOX al Congreso de los Diputados por la provincia de Cádiz. 

Manuel González Bazán, es de sobra conocido por todos, ya que fue uno de los impulsores de VOX en 2014 cuando la formación daba sus primeros pasos, sin que nadie pudiera llegar a imaginar por aquel entonces, que podríamos verle en el Congreso de los Diputados en tan solo unos días, fruto del trabajo y la constancia, defendiendo desde su escaño los intereses de todos los gaditanos.

González Bazán dedicó gran parte de su vida sirviendo a España en la Guardia Civil, y más tarde desde la Seguridad Privada, siendo un gran especialista en este ámbito, hasta llegar a ser Director de Seguridad y Detective Privado. Uno de los textos de estudio de la profesión ha sido escrito por él: Manual de Armamento.

- ¿Le supone cierta impresión el que pueda verse en poco menos de dos semanas en el Congreso de los Diputados?

Para nada. Lo mismo que si no entro, voy a seguir en la misma lucha. Es tanta la ilusión en el proyecto, es tanta la confianza en mis siglas que el trabajo será el mismo que llevamos realizando a pie de calle durante todos estos años.

Ponemos lo mejor de cada uno, la voluntad, las ganas. Por España, damos el paso hacia adelante. Y en el Congreso vamos a dar el mismo resultado. No digo que sea fácil. Pero para ello estoy convencido de que voy a ir con el mejor de los equipos para desarrollar las mejores leyes y parar lo que ha habido hasta ahora.

VÍDEO




-Usted ha sido guardia civil y se dedica actualmente a la seguridad privada, ¿qué deficiencias encuentra actualmente en este sector?

Soy nieto e hijo de Guardia Civil, y yo ingresé en septiembre del 88. Presto servicio en varias unidades y termino en tráfico, que era lo que a mí me gustaba. En el 92 causo baja, por petición propia, por ciertos motivos personales. Después, -y entro por desconocimiento porque no sabía que era la seguridad privada pero luego, sí que me gustó-. Pues bien..., entro a trabajar de personal de seguridad privada en el año 96, accediendo como vigilante, y ya después como veo que tiene un buen potencial me voy especializando de tal manera que he terminado de detective privado, que es lo más alto. Sin estudios universitarios llegué a director de seguridad, he militado como jefe de seguridad, escolta, jefe de protección.. entre otros. Me he ido especializando, por lo que algo conozco el sector. Cuando yo entré había una ley muy restrictiva y un reglamento acorde a aquella legislación, la ley del 92 y el reglamento del 94. Hoy en día tenemos una ley muy avanzada que busca la profesionalización con la mira muy alta, pero, por desgracia, todavía no hay un reglamento que la desarrolle, entonces todavía andamos un poquito "mancos". Pero yo creo que tenemos muy buenos profesionales, pero no tenemos conciencia en el país del concepto de lo que es la seguridad. En este país la seguridad es pública o privada, y la seguridad pública se compenetra y tutela a la seguridad privada. Por desgracia tenemos más de 300.000 profesionales habilitados con una formación que no es homogénea en todo el país y muchas empresas que no cumple el convenio ni la legislación. Tenemos un vacío ahí que hace que haya una competencia desleal que perjudica, por desgracia, como el panorama tan deprimido que hay con respecto al trabajo, lo pague el profesional de la seguridad privada. Pero yo creo que es imprescindible y que tenemos muy buena legislación que si tenemos suerte de poder influir en la confección del reglamento la vamos a potenciar, de hecho, lo llevamos en nuestro ADN: Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Seguridad Privada, Funcionarios de Prisiones y Fuerzas Armadas.


-¿Qué nos podría contar de su etapa en la Benemérita? ¿Cuáles son las principales reivindicaciones a defender para los agentes del cuerpo?

Yo entro por convicción y mis padres no querían ni 'mataos' que yo entrase en la Guardia Civil. Finalizo y hago COU en Zaragoza, porque me estaba preparando en una academia de formación privada para la Academia General Militar, pero suspendí. No di el tipo. Entonces, vuelvo a Cádiz y me matriculo en Empresariales, que acababa de empezar, pero, a mí no me gustaba... Por lo que solicité las pruebas de acceso a la Guardia Civil sin enterarse mis padres y aprobé. Pasé a una academia preciosa, aún mantengo compañeros de la academia y me formé... Eran otros tiempos también, había otro reglamento y era otra Guardia Civil. Pero yo fui por convicción y creo que no hay día que no me acuerde de ello. Acabé en Tráfico, y me encantó, porque mi padre había sido el Guardia Civil más joven de Tráfico en sus tiempos, y yo terminé número uno en mi promoción porque me gustaba con pasión. No puedo decir que soy un Guardia Civil frustrado, porque en realidad lo fui, pero vamos, que lo echo mucho de menos, mucho.


La Guardia Civil ha estado muy mal vista siempre. De hecho, todos los regímenes desde su fundación, que ahora hemos cumplido 178 años, la han querido disolver. Es un cuerpo muy disciplinado, pero, firmemente fiel y leal. La Guardia Civil al tener un carácter militar que le viene desde su fundación, primero presenta un cierto rechazo, después, gracias a la percepción que tiene la población del buen cumplir, del buen hacer la labor abnegada que se viene realizando... En realidad, el ciudadano no sabe la cantidad de especialidades que están por ley atribuidas a la función policial o a la Guardia Civil, pero, desde el 86 ya no existe esa relación con el Ministerio de Defensa, salvo en caso de guerra, que sí se le reivindicaría el carácter militar, pero no está bien visto. Vemos un primer rechazo, pero luego la población le brinda el carácter de Benemérita, de la buena labor que siempre ha venido realizando. 

Por desgracia, hoy en día no está valorada la función que ejerce la Guardia Civil. Hoy en día tenemos un gabinete de prensa a semejanza de la Policía Nacional que en esto nos lleva 20 años de ventaja, pero claro, no tienen los mismos derechos, ni consideraciones que una policía que se le reconoce ciertos derechos. Mi partido, está muy significado como le he comentado antes con todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pero, en especial con la Policía y la Guardia Civil aún más, porque entendemos que las policías autonómicas digamos que ejerciendo menos valor... -Cuidado, entiéndase, no es infravalorarlo, sino que es otro tipo de formación menos exhaustiva-  y la Policía Nacional y la Guardia Civil está sometida a unos regímenes muy severos, muy estrictos, y lamentablemente no están igual de pagados que la Policía Autonómica. Entonces... tenemos muchísimo trabajo por hacer. Cuidado, siempre y cuando sea manteniendo el carácter de Benemérito aquí no se trata como en anteriores regímenes de disoluciones, ni nada por el estilo.

-Nunca ha estado en política, ni ha ostentado cargo alguno en ninguna administración pública, ¿cómo afronta la responsabilidad de encabezar la lista al Congreso por nuestra provincia junto al General Rosety? 

Nunca he sido político ni he ejercido ningún cargo en la administración pública. Pero, yo encuentro en este partido cuando se funda -de hecho soy uno de los fundadores aquí en Cádiz-, los ideales que por no cambiar los míos he tenido que ir buscando en otros partidos, porque de los que yo antes era simpatizantes, no me sentía representado. Entonces yo me he encontrado cómodo aquí, me he implicado como nunca. Yo comencé de afiliado, y de afiliado contaron conmigo para ser coordinador. Fui coordinador y cuando hubo unas elecciones me apoyaron mis compañeros y salí presidente. Pero muy involucrado siempre. Nunca he parado de trabajar por el proyecto.

El general Agustín Rosety viene por el partido y por mi parte va a tener toda la colaboración del mundo. Toda. Porque soy leal, soy disciplinado, y nosotros tenemos un legado que tenemos por propio que es el sacrificio, la abnegación y la fe en el proyecto. Aquí se apoya a todo el mundo.


-¿Cuáles son las principales reivindicaciones de la provincia de Cádiz que encontrarán voz en el Congreso?

Llevamos 40 años escuchando en estas ocasiones, la precampaña y en la campaña 40.000 historias de ventas de castillos en el aire. Aquí se ha prometido si tiramos de hemeroteca absolutamente de todo. Después llegamos los andaluces, que somos un poquito nobles, y los gaditanos, como somos tan solidarios, nos mostramos indiferentes. Pero, en estos 40 años hemos escuchado de todo. ¿Se han hecho cosas? Sí, evidentemente. Pero ni una décima parte de lo que se ha prometido. Yo lo único que prometo es que el mismo predicador político vamos a llevar en Cádiz que en Gerona, o Lérida. Nuestro proyecto, si somos capaces de llegar con la fuerza que pretendemos, vamos a poder asentar en todo el tejido nuestras políticas, y vamos a dar las condiciones para poder dar entidad a lo que realmente se necesita en cada provincia. Nosotros creemos que lo fundamental es seguir nuestra política a nivel nacional. Sobre todo, uno de los pilares fundamentales es la reducción drástica de impuestos para poder dar al ciudadano la oportunidad de tener dinero en su bolsillo y poderlo invertir donde quiera. Tenemos unos asuntos sociales que en Cádiz, por desgracia, es una de las provincias que más relevancia tiene; una población de 970.000 habitantes, con un 45 % de paro con una población juvenil de un 37%... Aquí no vale vender subvenciones, tenemos que garantizar la ilusión de poder ofrecer a todas estas personas las cualidades mínimas para poder desarrollarse y encontrar un tejido empresarial con una salida laboral. 

Con el dinero que se desperdicia en las Comunidades Autónomas, que son más de 10.000 millones de euros, podríamos hacer que lo fundamental, que son los asuntos sociales en la provincia de Cádiz, la formación para los jóvenes, el desarrollo del tejido industrial que aquí está castigado y abandonado. Aquí se ha vendido cantidad de veces. El tren, el trayecto de Bobadilla, la autovía de la nacional 24... Si nos ponemos a pensar todo lo que se ha prometido y no se ha hecho... ¡es que no hay que vender nada!. Lo que hay que conseguir es eso, asentar todas nuestras políticas y la provincia se verá como nunca se ha visto.


 -¿Cómo ha vivido la transformación del partido durante su militancia; de ser “cuatro gatos”, como comentaba a Abascal, a convertirse en prácticamente un fenómeno de masas sin precedente?

Le responderé al revés. Hoy en día, si hubiese aquí una persona extranjera que no estuviese al día de las noticias y escuchase durante cuatro días a los que se postulan como presidentes de las principales fuerzas políticas de este país, pensarían que VOX ya está gobernando. 

Lo que estamos viendo en estos comicios no ha pasado nunca, ni ellos mismos saben manejar las estadísticas de las encuestas de intención de voto. También se ha demostrado que cada vez tienen menos validez esas encuestas. Pero, son el arma que tienen. Y la orienta quien la realiza. Pero ni ellos mismos, ninguno, quiere hablar de VOX, porque donde vayamos se escucha hablar de VOX y de lo cansada que está la población. Yo creo, ya retomando la pregunta, que todo viene de cuando éramos cuatro gatos, además cuatro, que en Cádiz éramos 32... y muy orgulloso que estoy. Ahora somos 1.300 en la provincia y no es por labor mía, faltaría menos, sino por la de todos. Además, cuando la población ve que todo el mundo nos tacha de todo, invierte un minuto de su tiempo, ven nuestro programa y comprueban que no somos lo que dicen. Se le ha vuelto en contra, un claro efecto boomerang. Han pretendido que nos pongan un cordón sanitario, y, pues al final, gracias a ese efecto, hoy aquí en Cádiz somos 1.300 y a nivel nacional somos ya 45.000.





- ¿Se imaginó en algún momento lo que llegaría a lograr en solo unos años su formación?

No hemos logrado nada todavía, pero, lo vamos a lograr. Nunca me imaginé que iba a estar aquí. En absoluto. Vamos, el que está aquí y ve la evolución que hablábamos antes, se reafirma en que los ideales han tenido un buen acogimiento por estas siglas. Pero de ahí, al crecimiento que estamos teniendo no se lo imaginaba nadie. Esto es increíble. 

- Y, ¿Cuál cree usted que ha sido el detonante para ese crecimiento?

Pues muy fácil. Primero, cuando vemos el movimiento del 15-M, de los que ya están hartos, hay gente como nosotros que decimos: "Es que no lo tiene que monopolizar la izquierda". Cuando salta esa indignación, es justo cuando después de dos gobiernos de mayoría que ha tenido el Partido Popular, prometiendo que iba a hacer justo lo que no ha hecho, siguiendo la misma política de Zapatero: subiendo impuestos, negociando con separatistas, negociando con etarras... Llega el momento en el que la gente como yo se plantea: "Pero, ¿aquí no hay manera, no hay ninguna solución? ¿Realmente tiene que ser esto?" Llevamos 40 años con la cabeza agachada, dejando terrenos que lo van cogiendo con un adoctrinamiento basado en mentiras de la izquierda. Yo soy de derechas, ¿por qué puñetas tengo que estar callado? En ese momento nace este partido contra todo pronóstico. Esto va llegando cada vez a más gente sin hacer nosotros absolutamente nada, simplemente, actos como los de hoy. Del boca a boca. De gente como yo que creemos en toda España, y que somos capaces de dejar la semillita y cada persona pues ya... Tenga el sentido común. Gracias a Dios los españoles lo tienen. En los actos de VOX hay más gente fuera, que dentro. Todos los actos sin estar plenamente publicitados. Eso es porque nuestro mensaje está calando. La cabeza no hay que tenerla en las nubes, lo que hay que ser es responsable. Nuestro proyecto es de responsabilidad, de coherencia, de sentido común. Nuestro proyecto, es España. Otros han intentado denostarla, y somos muchos los que ya estamos hartos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diario Alcázar no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios. Modere su lenguaje y sea respetuoso. Gracias.