José Antonio, su pensamiento siempre vigente - ALCÁZAR


José Antonio, su pensamiento siempre vigente

Compartir


José María Ramírez
Escribo esto hoy, día veintiocho de Abril de 2019, en que nos jugamos tanto los españoles. Transcurrieron ya muchos años desde aquellas elecciones de mil novecientos treinta y seis que precedieron a tantas cosas que cambiaron la historia de España. Para mí tengo que una de las más importantes fue el fusilamiento de José Antonio Primo de Rivera.

Hace tan sólo unos días, el veinticuatro de Abril, se cumplieron ciento dieciséis años de su nacimiento. En sólo 33 años, dejó una obra y una vida tan completas, que resulta imposible pensar en que alguien pudiera hoy igualarla.
De nada sirve ahora pensar en que gran porvenir podría esperarle, en cuanto podría haber hecho por esta nuestra España, en que derroteros podría haber seguido su pensamiento, siempre inquieto. Solo nos queda recordar el gran hombre que fue.

Ese hombre, del que Manuel Machado escribió, a su muerte, estos versos:

“José Antonio, ¡Maestro!... ¿En qué lucero,
en qué sol, en qué estrella peregrina
montas la guardia? Cuando a la divina
bóveda miro, tu respuesta espero.

Toda belleza fue tu vida clara.
Sublime entendimiento, ánimo fuerte,
y en pleno ardor triunfal, temprana muerte
porque la juventud no te faltara…..”

Y, por supuesto, nos queda su obra, su pensamiento, inmortal, imperecedero, ajeno al paso del tiempo, del que Rosa Chacel, republicana y exiliada, escribió un día, impresionada por la lectura de sus Obras Completas: “Dos cosas son increíbles; una que todo eso haya podido pasarme inadvertido a mí, en España, y otra que España y el mundo hayan logrado ocultarlo tan bien. Porque no me extraña que llegaran a matarle: estaba hecho para eso, para que después de muerto se haya hecho el silencio sobre su caso… Era difícil y expuesto por la gran confusión en torno… Fenómeno español por los cuatro costados…”.

Cabe pensar en este instante preciso de nuestra historia, como hubiera sido el devenir de la misma de no haber muerto José Antonio.

“José Antonio murió muy joven y quién sabe qué rumbos habría tomado su pensamiento, pero las ideas que sembró, por mucha retórica oficial que las encubriera y acartonara después de su muerte, permitirían a la juventud de trasguerra tomar la antorcha de Ortega y de los del 98”, decía el maestro Aquilino Duque en una conferencia pronunciada con motivo del centenario de su nacimiento.

En estas vísperas de acontecimientos que pueden dar un vuelco, para bien o para mal, en la España que conocemos, el, pienso, habría adoptado una postura siempre meditada, moderada pero firme y vigorosa.

En el discurso fundacional de Falange, en el madrileño Teatro de la Comedia, un veintinueve de Octubre de 1933 (contaba tan solo treinta años, ¡que insólita madurez visionaria!), pronunció estas frases, que podrían servirnos de guía también hoy:

“En estas elecciones votad lo que os parezca menos malo. Pero no saldrá de ahí vuestra España, ni está ahí nuestro marco. Esa es una atmósfera turbia, ya cansada, como de taberna al final de una noche crapulosa. No está ahí nuestro sitio. Yo creo, sí, que soy candidato; pero lo soy sin fe y sin respeto. Y esto lo digo ahora, cuando ello puede hacer que se me retraigan todos los votos. No me importa nada. Nosotros no vamos a ir a disputar a los habituales los restos desabridos de un banquete sucio. Nuestro sitio está fuera, aunque tal vez transitemos, de paso, por el otro“

Cuando salgan estas líneas a la luz conoceremos el resultado de la votación que hoy se está produciendo, quiera Dios que lo menos malo sea lo que haya ocurrido pero, sea cual sea el resultado, deberemos seguir luchando siempre por lo justo, por una Patria en paz y unida, por esa unidad de destino en lo universal que es España, y nadie podrá privarnos jamás de esa pelea que el inició y no le permitieron continuar.

“La Patria es una unidad total, en que se integran todos los individuos y todas las clases; la Patria no puede estar en manos de la clase más fuerte ni del partido mejor organizado. La Patria es una síntesis trascendente, una síntesis indivisible, con fines propios que cumplir; y nosotros lo que queremos es que el movimiento de este día, y el Estado que cree, sea el instrumento eficaz (……) al servicio de esa unidad permanente, de esa unidad irrevocable que se llama Patria…“.

Personaje irrepetible, plenamente español y victima tanto física como intelectualmente, de esa parte de España irracional y cainita, que ha tergiversado y falseado lo que el representó y podría haber representado, que ha manipulado sus palabras y pintado con brocha gorda una caricatura de lo que fue y, tristemente, de lo que no pudo llegar a ser, José Antonio, su pensamiento, siempre vigente.

José María Ramírez Asencio.














1 comentario:

  1. "preferimos la bala comunista a la palmada derechoide, porque preferimos mil veces morir de bala que morir de náuseas". J.A. Primo de Rivera.

    ResponderEliminar

Diario Alcázar no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios. Modere su lenguaje y sea respetuoso. Gracias.