La violencia 'antifascista' contra VOX aumenta y Pablo Iglesias sigue sin ser juzgado por un presunto delito de odio - ALCÁZAR


La violencia 'antifascista' contra VOX aumenta y Pablo Iglesias sigue sin ser juzgado por un presunto delito de odio

Compartir
El auge de VOX en Andalucía, llevó a muchos a la desesperación más radical. El más claro ejemplo es el líder de la formación política Podemos, que tras el triunfo del partido liderado por Santiago Abascal, hizo un llamamiento para combatir el "fascismo".

Según el artículo 510 del Código Penal "quiénes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada..." serán castigados con una pena de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses.

Pablo Iglesias, en la noche electoral andaluza del 2 de diciembre, se dirigió a sus simpatizantes y les animó a que crearan un “frente antifascista” para luchar contra el “fascismo” y la “extrema derecha” de VOX tras su triunfo en las elecciones. Tras sus palabras incitando a la violencia, su nuevo “Frente Popular” se manifestaba contra el fascismo de forma radical en varias capitales andaluzas, destrozando portales y arrasando con todo lo que encontraban a su paso. Los hechos más graves han llegado con el intentando de asalto a la Capilla de la Universidad de Sevilla.

Hace meses, presenciamos las catastróficas barricadas que llevaron a cabo los CDR y la extrema izquierda, quemando contenedores, agrediendo a cualquier persona que se entrometiera en su camino, e incluso, tomaron las calles al grito "Sin piernas, sin brazos, los fachas a pedazos", como un total ataque a la libertad de expresión y a la mismísima democracia.

Los radicales han ondeando banderas de la II República, comunistas, e independentistas andaluzas en todas las manifestaciones realizadas en estos días de período post-electoral. En algunas de ellas incluso se han llegado a ondear banderas de la bandera terrorista G.R.A.P.O.


Otro claro ejemplo, fue la acción radical que tuvieron que vivir los simpatizantes de VOX en el acto de Barcelona. Ada Colau ya se encargó que no se organizará en el "Palau Sant Jordi", y tuvieron que salir a la calle a reunir más de 15.000 personas. Muchos padres que acudían a la manifestación con la camiseta de "CUSTODIA COMPARTIDA" fueron agredidos, y uno, incluso, tuvo que ser trasladado urgentemente a un centro médico tras una agresión de un integrante de los CDR.

Cabe destacar, que fue la gran conocida Ruth, aquella joven de 20 años que tumbó al simpatizante de VOX de custodia compartida de una pedrada. Pero, en su defensa, cuando la detuvieron, gritaba a los Mozos: "“¡No me toquéis, hijos de puta! ¡Mirad lo que le hacen los perros a una niña!”. Actualmente se encuentra en una prisión de mujeres de Wad-Ras, como presunta autora de un delito de agresión.

Ella misma se define como "antifascista, anticapitalista y feminista". Además, la individua forma parte de colectivos extremistas, como CDR y Arran, entre otras, aparte de colaborar con asociaciones de extrema izquierda. Cuentan los que la conocen que es activista radical y que "lo que a ella le indigna de verdad es el fascismo".

Santiago Abascal, por su lado,  ya declaró que "harán responsable a Pablo Iglesias de todos los ataques que suframos", pero aún, la Fiscalía, no ha abierto ninguna investigación, a diferencia del secretario general de VOX, que está siendo investigado por un presunto delito de odio contra los musulmanes por una frase manipulada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diario Alcázar no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios. Modere su lenguaje y sea respetuoso. Gracias.