El feminismo actual es una auténtica mentira - ALCÁZAR


El feminismo actual es una auténtica mentira

Compartir

Desde el año 1900 surgieron varios movimientos y grupos políticos que trataban de defender el feminismo de la época. Julieta Lanteri, es recordada, aunque no por muchos, por ser la fundadora del Partido Feminista Nacional y por ser la encargada de organizar el Congreso Femenino Internacional porteño en 1910. 

Mercedes Sáenz Bachiller y Mercedes Formica son grandes influyentes en el feminismo español. Grandes feministas que no son relevantes a tener en cuenta debido a su ideología política y clase social. He aquí la cuestión: ¿Es el feminismo realmente un movimiento que actualmente se utiliza para defender los derechos de la mujer, o para hacer política? 

Formica consiguió, como ya sabéis muchos, a través de una constante lucha decente que se llevara a cabo la reforma de hasta 66 artículos del Código Civil, en los cuáles se reconocieron los derechos de la mujer. Pero, claro, ¿cómo va a tener en cuenta el feminismo más extremistas e influenciado por la izquierda a una mujer falangista y fiel seguidora del pensamiento joseantoniano? 

Actualmente, el feminismo más rancio y liberal, tan solo se preocupa por tachar de fascistas a todo aquello que vaya en contra de sus principios -aunque me gustaría saber que principios tienen, porque aún no he visto ninguno- e ideología. Una mujer patriota no cabe en sus filas. Una mujer de derechas, no entra entre sus compañeras. Y mucho menos, los hombres. 

La España del siglo XXI, es aquella España que está condenada a morir por culpa de sus propios integrantes, asesinada por cada uno de nosotros e ignorada por aquella Unión Europea que nos ha llevado a este declive tan catastrófico y democráticamente inevitable. Es una España, que duele. 

Los asesinos y violadores de mujeres ya no son condenados a una pena radical. Al poco tiempo, si su buena conducta se lo permite, están fuera. Si hay falta de pruebas, están fuera. Pero, cuando surge una formación política que defiende la cadena perpetua para todos esos malechores que viven beneficiándose de una sociedad liberal y miserablemente conformista, lo tachan de radicales y de machistas. 

No creo en la reinserción de un hombre que asesinó y violó a una mujer, y que antes había cometido numerosos delitos más. Si la cadena perpetua existiera, o en términos políticamente correctos, si hubiera presencia en España de una prisión permanente revisable, muchos crímenes podrían haber sido evitados. Aquellos enfermos podrían ir con miedo a violar y a matar porque saben que si lo hacen conllevaría a pasar el resto de su vida en la cárcel. Un obstáculo que quizá, habría llevado a salvar muchas vidas, pero que, la sociedad, en su ignorancia, no cree conveniente, porque el conformismo y el buenismo es uno de los principales motivos por los que España, a día de hoy, está totalmente perdida. 

Una defensa radical del feminismo, que hace años, mujeres hubieran firmado para que aquellos delincuentes hubiesen pasado el resto de sus vidas en prisión, hoy, ni siquiera se tiene en cuenta. La izquierda ya se encarga de tener adoctrinadas al movimiento más mediocre que ha existido nunca en la historia del feminismo. Una izquierda, que controla y maneja a su antojo a todas las mujeres que se creen cualquier mentira. Ellos son los primeros que no nos quieren proteger, ellos son los primeros que han dejado salir a muchos criminales con su política de mierda. ¿Cuando vais a despertar? 

La defensa de las mujeres no se logra con ese libertinaje que defendéis. A mí, personalmente, me avergonzáis. Y no sabéis cuanto duele que os hagáis llamar feministas. 



1 comentario:

  1. Es que si no hay violadores y asesinos de mujeres en la calle, no nos pueden culpar a todos los demás hombres de criminales.
    Para mi, a estas organizaciones que pregonan el aborto, que dicen que hay que matar a los hombres por el simple hecho de serlo y mas barbaridades contra la convivencia pacífica, deben ser consideradas como organizaciónes criminales e incluso terroristas.
    Pues lejos de defender a las mujeres, sólo lanzan consignas políticas de extrema izquierda y de odio.
    Prueba de ello es que a las mujeres que piensan libremente y por si mismas, rápidamente las tachan de fascistas y demás barbaridades al no seguir sus directrices ni ideología.

    ResponderEliminar

Diario Alcázar no se hace responsable de los comentarios vertidos por los usuarios. Modere su lenguaje y sea respetuoso. Gracias.